10 álbumes colombianos del 2014

Por: Daniel Ospina 

Un resumen de a que sonó Colombia en el 2014.

Por una serie de cuestiones relacionadas con el tiempo y una incontinencia creativa a nivel internacional que me hizo reseñarla y prestarle más atención en su gran mayoría a lo largo del año que al ámbito latinoamericano y nacional, no pude escuchar tanto del producto nacional como hubiese querido este año.

Eso sin embargo no impidió que disfrutara con la gran mayoría de bandas locales que vi en concierto a lo largo del año, así como de algunos nombres nuevos que resultaron interesantes. Así que como una manera de expiar el hecho de darle la espalda a mucho de lo que ocurrió en Colombia durante el 2014 (musicalmente hablando) he decidido iniciar la serie de listas recopilatorias de fin de año con 10 trabajos que fueron indispensables para entenderlo.No es un top, no hay un orden creciente o decreciente en la aparición de los artistas. Solo es un resumen de a que sonó Colombia en el 2014.

1. AppleTree – Stand Out Of My Sunlight

Luego de lanzar su primer EP Draft en 2012, esta banda bogotana llega con un segundo EP que muestra un estilo consolidado y frescura en cada canción, evidenciando un avance gigantesco en solo dos años. Oscila entre momentos college rock como en el caso del sencillo promocional “Stand Out of My Sunlight” y “Galatea” (un guiño claro a The Strokes) y otros más descontrolados como “Witch Hunt” y “Subterraneans Gardens”.

En este EP recuerdan bastante a The Replacements en dos vías: los momentos más melódicos y menos cáusticos que se despachan en la gran mayoría de las canciones, (muy especialmente en “Misery”) y en la voz de Camilo, que recuerda bastante a la de Paul Westerberg.

2. Estados Alterados – Intruso Armónico

Cuatro años después de lanzar Romances Científicos buscando estar en sintonia con las tendencias actuales, la agrupación antioqueña volvió a las raíces en este, su quinto trabajo discográfico. Entre experimentos bien raros en “Snuff” y “Atonal”, y una paleta de géneros más o menos variada que oscilaba entre la onda mas cruda de “Mi Mente”, el synthpop puro de “A Toda” e “Inventándome” y algunos medios tiempos e en la linea de “Guayaquil” y “Navegante”, conformaron un trabajo ecléctico y bastante maduro.

3. Goodnight Bill – Lepufology

https://www.youtube.com/watch?v=yBJNckRtzpU

Es sin ninguna duda de los mejores acoples que haya escuchado. Cuando los vi en junio lanzando este, su primer EP, quedé sorprendido. Tienen muchas (por no decir las mismas) influencias que las bandas promedio que se pueden ver en un toque cualquiera en Bogotá (cosas del garage rock, del grunge, algo del indie rock del nuevo milenio) pero ellos son tal vez los únicos que las capturan, se las apropian y escupen en cada guitarrazo, golpe o grito una cosa totalmente diferente.

Es una droga explosiva y muy contagiosa que ve en “Coal Black Eyes”, “Fast Rat Race” y “Numb” sus mejores momentos. Por cierto, en los primeros meses del 2015 van a lanzar un segundo EP que por lo que me han comentado, va a ser mucho más ambicioso.

4. Mitú – Balnear

Aunque ya habían debutado con Potro en el 2012, este dúo conformado por Julian Salazar de Bomba Estereo y Franklin Tejedor realmente tuvieron una presentación en sociedad con Balnear, su segundo trabajo de estudio, así como con una presentación memorable en el Galaxy Festival de abril, codo a codo con The Drums y Cymbals.

Más atmosférico y menos salvaje que su antecesor pero todavía mostrando su particular choque entre selva y ciudad, tira por lo exótico para hacernos entrar en trance, cruzando elementos del trip hop, el deep house y, como no, elementos autóctonos. “Solitario”, “Lada” y muy especialmente “Litoral” son de lo mas destacado de este trabajo.

5. The Kitsch – Orange Three

2014 fue un año especialmente bueno para The Kitsch. Además de lanzar dos EPs, este y Baila Mami Baila! unos meses antes, el trío de garage rock tuvo el honor de telonear a Black Lips arrancando el año en una noche que, dicen quienes estuvieron ahí, estuvo explosiva.

Entre la guitarra pegadiza y la rudeza en la voz de Albert, el bajo espeso de Augusto y los golpes esenciales y directos de Oscar (uno de los mejores bateristas del país, si me lo preguntan), dan vida en este EP a cuatro canciones que aun estando encuadradas en el garage, no temen rendir tributo al rock clásico, al indie rock o a elementos del punk. “Animalitos” y “Hay Un Monstruo En Mi Cama” brillan con luz propia en ese sentido. Tribalismo puro.

6. Oh’laville – Anaranjado Pt 1

Una tendencia interesante que apareció en los últimos años en Colombia viene arrojando bandas como esta. Rescatan la figura del cantautor y la importancia de las guitarras cruzando elementos del rock alternativo (especialmente britpop) con la herencia latina. Búsqueda que en Latinoamerica tiene como principales responsables a Los Bunkers.

Oh’laville da buena cuenta de eso en Anaranjado Pt 1. Letras melancólicas enmascaradas en guitarras crudas pero cuidadas en las melodías y buscando siempre conmover con mucha mas fuerza que en su debut Pedazos De Papel. Si a eso le sumas a un Mateo París sublime a la hora de cantar, tienes un trabajo redondo, sencillo y hasta inocente.

7. El Malhechor – La Plaga Del Baile

https://www.youtube.com/watch?v=RhQUgUDPB8M

Proyecto creado por Yosimar Rendon en Rionegro, Antioquia, y el primero lanzado bajo este nombre con The Burros Discos. Va en la linea de Pere Ubu, Depeche Mode y Cafe Tacuba, pero siempre partiendo de una inspiración lo-fi que resulta determinante en el resultado final. Más orientado a la vanguardia y a provocar sensaciones chocantes en las letras, busca salirse totalmente de la tendencia para hacer música en el país.

8. Leider – Negra Es La Sangre

También de The Burros Discos, Leider ofrece en este EP un post punk estridente y frío, con la voz de Andrés Felipe Uribe emergiendo desconsolada y cruel para señalar esa decadencia urbana que tan bien reflejaba Ian Curtis, pero aplicada al contexto bogotano. Mezcla elementos del post punk, el noise y el lo-fi para configurar algo insoportablemente bello. Canciones como “Protesta Marxista” o la titular “Negra Es La Sangre” son de lo más destacado.

9. Superlitio – Nocturna

Con “Colmillos”, “Alma En Pedazos” y “Yo Necesito” como cortes de difusión, Nocturna es un trabajo mas urbano y con menos concepto que han lanzado los caleños luego de su Manual Psicodelico Del Ritmo Vol 1. Las letras alternan entre lo melancólico y lo bizarro, equilibrándose bien con los distintos estilos que abordan en las 11 canciones que lo conforman. Es un álbum de synthpop tropical, a medio camino entre Estados Alterados y Divagash. “Puro Goce” de hecho es la forma en que sonaría Depeche Mode si fuera del Valle del Cauca.

10. Pedrina Y Rio – Flora

Cerramos este conteo con este dúo que promete ser una de las revelaciones del Festival Estereo Picnic del próximo año. Manejándose en el indie pop, se valen del cancionero latinoamericano para darle vida a cuatro canciones en un EP que resulta un levanta pasiones desde la primera escucha. Aborda el amor y el desamor con una facilidad insultante, a la par que incorpora elementos del bolero, el corrido mexicano y la bossa nova para darle color a una carrera emergente que promete dar muchas alegrías.

 ¿Te gustó esta nota? No dudes en compartirla

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.