Top

10 canciones de The Strokes


Por: Daniel Ospina Follow @themockman

En las siete ediciones del Festival Estéreo Picnic que llevamos hasta la fecha hay dos nombres que siempre aparecen entre las peticiones del público para el cartel que reúne a lo mejor de la música nacional e internacional (inserte chiste del Show de las Estrellas aquí). Esos nombres son Daft Punk y The Strokes. Los primeros andan enclaustrados así que nos conformaremos con Justice por el momento, mientras que con los neoyorkinos y luego de no tener suficiente con Julian Casablancas y Albert Hammond Jr. como solistas, finalmente este 24 de marzo tendremos la oportunidad de verlos a ellos, al grupo que sirvió de catalizador para todo el indie que hemos escuchado en lo que llevamos de siglo.

Probablemente no llegan en su mejor momento (lo que no les impidió grabar un EP tan tremendo como ‘Future Present Past’) pero eso no le importa a nadie. Solo por escuchar temas tan importantes para nuestra generación como “Reptilia”, “Last Nite” o “You Only Live Once” somos capaces de pasar todas las dudas por alto.

Sin embargo ¿Qué es The Strokes? ¿Un grupo de garage rock? ¿Unos tipos que estudiaron la formula de The Cars y la actualizaron? ¿Una banda con inquietudes más allá de lo que sus clásicos pueden sugerir? Eso es lo que queremos responder con este listado de temas de la banda neoyorkina. No habrá tantos clásicos, pero a cambio podremos re-descubrir todo lo que Julian, Albert, Nick, Fabrizio y Nikolai han sido capaces de hacer a lo largo de los años.

1. New York City Cops (Is This It).

Es inevitable que al hablar de ‘Is This It’ caiga un clásico, pues cada tema es justamente eso: un clásico. Es el trabajo más redondo de su trayectoria, y aun pudiendo producir álbumes con más matices en el sonido más adelante nunca pudieron igualarse en inmediatez con su glorioso debut del 2001. En esta cruzaron de maravilla los golpes elementales pero contagiosos que salían de la batería con las guitarras de Albert y Nick para servir de cortina para la voz de Julian, algo monocorde pero que en medio de la furia instrumental desatada atrás suyo producía un magnetismo bastante curioso.

2. Take It Or Leave It (Is This It).

Así sonaría el garage lo hubiese inventado The Cars, o así sonaría la new wave si la hubiese inventado The Kingsmen. La pongo no tanto por la canción en si misma, sino porque fue la única de The Strokes que cantó Julian hace 3 años cuando estuvo presentándose en Estereo Picnic con una lluvia tipica de la Sabana de Bogotá. Fue el unico momento de conexión real entre el cantante y el publico en un show donde predominó su material solista que al parecer no motivó mucho a los espectadores. Por los viejos tiempos, estaría excelente escucharla en unas semanas.

3. Modern Girls & Old Fashion Men (b-side de “Reptilia”).

Cuando The Strokes presentaba ‘Room On Fire’ tenia de teloneros a Kings Of Leon y Regina Spektor. Con esta ultima grabaron un tema que sinceramente suena a lo que uno podría esperar de un dueto entre Julian y la interprete ruso-estadounidense. Es una especie de power balada garage donde las guitarras que generalmente producen éxtasis ahora producen un muro de sonido más melódico de lo que puede parecer en un principio.

 

4. The Way It Is (Room On Fire).

Después de ‘Is This It’ muy pocas veces The Strokes volvió a intentar cruzar a The Cars y la energía del garage rock como en esta canción. Obviamente no tiene muchas posibilidades comparada con “Reptilia” o “12:51”, pero no dejaba de tener esa intención de estar a la altura. Prueba de eso son las guitarras de Albert y Nick que suenan con bastante fuerza incluso en un momento donde había bastante presión sobre cual sería el paso a seguir.

5. Heart In A Cage (First Impressions Of Earth).

En ‘First Impressions Of Earth’ como que The Strokes ya era consciente de lo que representaban para la gente y para el rock (o se lo creyeron, depende de cómo prefiera leerlo). Y de ahí sale un álbum más ambicioso, con momentos donde las guitarras y los teclados siempre se usan de una manera diferente, aunque sin dejar de lado los ganchos que les dieron el éxito internacional. “Heart In A Cage” es como su “canción Van Halen”. Juega con una dinámica aplastante mientras los punteos de Albert y Nick le dan forma a un rock más equiparable al que hacía The White Stripes por esos días que al de melodías pegadizas que acostumbraban hasta entonces.

6. Vision Of Division (First Impressions Of Earth).

Si en “Heart In A Cage” tenemos algo así como su “canción Van Halen”, en “Vision Of Division” tenemos una “canción U2”. Tiene un intro espectacular, una producción más envolvente, compacta, pensada para enloquecer festivales en todo el globo, y una facilidad insultante para poner a la gente en “modo concierto”.

7. Games (Angles).

‘Angles’ es mi álbum favorito de The Strokes. Más allá de ser el álbum con el que volvieron luego del receso que se tomaron en 2007, me encantó ese uso renovado que le dieron a los teclados, convirtiéndolos en el eje de sus canciones sin sacrificar las guitarras. “Games” es uno de los mejores ejemplos de eso, y sonando tan certera y contagiosa como cualquiera de los temas de sus primeros años. No todos los fans acogieron con gusto el cambio, pero esa faceta distinta dejo ver que había algo más con ellos aparte del garage rock con el que fueron encuadrados en sus inicios.

8. You’re So Right (Angles).

Si no es la canción más rara que haya lanzado The Strokes alguna vez, pega en el palo seguro. Tiene muchos elementos adentro, que pueden ir del frikismo a lo Radiohead hasta trazos de surf rock. Incluso hay algún toque drum and bass en la batería de Fabrizio. Aunque tuvo algún lanzamiento promocional, no es una de las más recordadas de ‘Angles’ probablemente por ser tan oscura y diferente incluso para el ‘Angles’. Paradójicamente, es la única canción que ha justificado al menos un poco esa etiqueta forzada de “post punk revival” con la que se hicieron conocidos desde el principio.

9. Chances (Comedown Machine).

Es el trabajo menos aceptado entre todos los que ha lanzado The Strokes, básicamente porque se limitaron a pulir lo hecho en ‘Angles’ hasta desfigurar mucha de su esencia. Riesgo valiente, pero no necesariamente el mejor para ellos ni su público. Y a pesar de que en esta canción todo ese paradigma que representan los norteamericanos para el rock de la actualidad se va a la cisterna, es una de las canciones más certeras que hayan lanzado. El trabajo de teclados es impecable, y los falsetes de Julian con todo y los cuestionamientos que han recibido, funcionan a la perfección.

10. Threat Of Joy (Future, Present, Past).

Para cerrar, no podemos pasar por alto la canción que confirmó la presencia del quinteto en Estereo Picnic. Canción típica de The Strokes en el tratamiento de las guitarras y los golpes de la batería, no tanto en la voz de Julian que ahora se siente más madura, sin ese tono monocorde que de manera totalmente improbable supo conquistarnos. Eso no le quita al tema ni un poco de su excelencia, pero en cambio si deja ver cuanto han crecido ellos como banda, y de paso hace pensar en todo lo que hemos crecido nosotros en el ultimo tiempo.

email