14 álbumes de 2014

Por: Juan Pablo Sandoval  

Para hacer una breve recopilación de este 2014, debemos resaltar que sin duda fue un viaje que valió la pena recorrer auspiciado por múltiples sonidos que van desde regresos esperados por años tales como El Pintor de Interpol, World Peace is None of Your Bussiness de Morrissey, Futurelogy de Manic Street Preachers, Indie Cindy de Pixies , My Favorite Faded Fantasy de Damien Rice, I Forget Where We Are de Ben Howard, Popular Problems de Leonard Cohen, Morning Phase de Beck y el maravilloso Syro del vanguardista productor electrónico escoces Aphex Twin entre otros. Igualmente, vimos múltiples debuts tales como Royal Blood de Royal Blood, Sun Structures de Temples, Evergreen de Broods y el esperado It’s Album Time de Todd Terje.

Finalmente, cabe también mencionar trabajos como Carry on the Grudge de Jamie T, Burn Your Fire For No Witness de Angel Olsen, Present Tense de Wild Beast, Too Bright de Perfume Genius, Blowing Into the Field of Love de Iceage, Salad Days de Mac de Marco, Everyday Day Robots de Damon Albarn, You’re Dead! de Flying Lotus, Bestial Burden de Pharmakon, What Is This Heart? de How To Dress Well, The Voyager de Jenny Lewis, Wonder Where We Land de SBTRKT, Days of Abandon de The Pains of Beign Pure At Heart y lo que parece una triste despedida de Röyksopp al formato de LP como lo conocemos con The Inevitable End, entre una centena de múltiples lanzamientos adicionales. Vale aclarar que acá solo estamos considerando los lanzamientos internacionales sin tener en cuenta la múltiple variedad de álbumes latinoamericanos de una calidad sonora sin precedentes, razón por la cual merecen su propio conteo y selección.

Demos comienzo ahora a esta selección de 14 álbumes que sin duda dejaran una marca en cada quien que se atreva a darles una escucha.

14. Here and Nowhere Else – Cloud Nothings 

En su segundo trabajo discográfico, Dylan Baldi demostró que un rayo puede golpear dos veces en un mismo lugar y hacer mucho daño. Todos aquellos que dicen que el rock y las bandas de guitarra están por morir, es claro que no se han topado con esa oda furiosa llena de energía punk y grunge, Un disco que sirve como catalizador perfecto para poder exorcizar todos nuestros demonios inundándolos en distorsiones y estridencias capaces de despedazar cualquier resto de cordura. Recomendado para escuchar “Now Hear In”, “Physic Trauma” y “I’m Not Part of Me”

13. Mess – Liars

Liars no suena como nada que uno haya escuchado antes, y a través de sus 7 álbumes de estudio ellos mismo se han encargado de nunca sonar de la misma manera. Esta versatilidad en la música de este trio de Los Angeles compuesto por Angus Andrew, Aaron Hemphill y Julian Gross hace que adentrarse dentro de Mess sea un viaje hacia lo desconocido, donde en cada uno de los cortes uno nunca sabe que podrá encontrarse, explorando los distintos matices que se podrían encontrar en el espectro sensorial del ser humano, desde lo más sórdido y personal hasta lo más energético y demente. Recomendado para escuchar “Vox Turned D.E.D”, “Pro Anti Anti” y “Mess On a Mission”.

12. Daydreamer – Harts

El joven maravilla-multinstrumentalista australiano lanzo su álbum debut y es una delicia llena de Funk, Soul, Electronica y Rock. Apadrinado por Prince, Darren Harts plasmo en su primer álbum un caleidoscopio sonoro que los transportara a través de espejismos psicodélicos pintados con luces de neón. Durante sus 10 cortes parece increíble creer que esta promesa de la música no solo compuso cada uno de sus canciones, sino que también las produjo, arreglo y toca cada uno de sus instrumentos. Sin duda este es el comienzo de una historia que tendrá atrapada a miles de oídos pendientes y atentos, sedientos de escuchar que más puede salir de la genialidad de este australiano que pareciera salido de otro planeta, galaxia o dimensión. Recomendado para escuchar “Leavn It All Behind”, “Lover in Bloom” y “Golden Beach”

11. Under Color of Official Right – Protomartyr 

Si ustedes estaban buscando Post-Punk en este 2014 en El Pintor, estaban buscando en el lugar equivocado. Estos 4 originarios de Detroit lograron con su segundo larga duración, demostrar que la música puede seguir siendo cruda, ruda y sincera. Durante sus 14 cortes, este grupo comandado por Joe Casey en la voz, Greg Ahee en la guitarra, Alex Leonard en la batería y Scott Davidson en el bajo, demuestra que muchas veces es suficiente no mas  de 1 minuto para plasmar en el concreto una idea que penetra como un taladro en el inconsciente del oyente para aferrarse a las paredes de nuestras entrañas como un virus, con ese ritmo digno de un hijo bastardo que tuvo Joy Division con The Stooges criado por los Sex Pistols. Recomendado para escuchar “Ain’t So Simple”, “Scum, Rise!” y “Violent”.

10. Run the Jewels 2 – Run the Jewels

En un año que donde Kanye West  se encontró ausente en el ámbito musical, es el deber de Run The Jewels de cargar con orgullo la antorcha del hip-hop de vanguardia. Estos dos MC’s compuestos por El-P originario de New York y Killer Mike de Chicago, han logrado con su segundo larga duración agotar a nivel mundial todas sus copias en Vinilo. Un disco que parece que tuviera de invitados musicales a The Prodigy, The Chemical Brothers y Death Grips entre otros, logra mezclar de manera armoniosa el Noise, Drum n Bass, Big Beats y Rave con una fuerte lirica que critica todos los estados deplorables que sufre una sociedad en decadencia con la participación de Travis Barker y el señor Zack de la Rocha entre otros. Recomendado para escuchar “Blockbuster Night Pt. 1”, “Close Your Eyes (And Count To Fuck)” y “All Due Respect”.

9. Our Love – Caribou

Daniel Victor “Dan” Snaith es un arquitecto musical, y su más reciente trabajo discográfico bajo el alias de Caribou, es sin lugar a duda su Sagrada Familia. Una pieza electrónica que mezcla de manera sublime y etérea ritmos tan distantes en el espectro sonoro como el Tribal, Deep, Progressive, Chill, Ambient y House que logran encontrar en estos 10 cortes un lugar de convergencia que los transportara por praderas cargadas de nubes de color que llevan cuerpos flotantes por un aura de tranquilidad, euforia y alegría. Un disco que evocara en usted sensaciones que no sabía que podría llegar a experimentar. Recomendado para escuchar “Can’t Do without You”, “Our Love” y “Your Love Will Set Me Free”.

8. After The End – Merchandise

Muchas bandas dicen reinventarse y prometen transformar su sonido, pero fallan espectacularmente en el invento. Afortunadamente, Merchandise es la única excepción a la regla y logra cambiar radicalmente de una manera tan natural que debería servir como ejemplo y guía para todos aquellos actos que parecieran caer en la monotonía eterna que agobia la escena musical masiva de nuestra generación. Implementando guitarras acústicas, melodías, ganchos y una estructura pop en sus composiciones, este trio sorprendió a todos su opositores que se burlaron, pero afortunadamente la fuerza del cambio es la única que el ser humano no ha logrado controlar, y fue lo que motivo a estos oriundos de Florida a lanzar su tercer álbum de estudio el cual tiene la capacidad de calmar cualquier afán, desamor o rabia con una ruidosa calma perfectamente estructurada. Recomendado para escuchar “True Monument”, “Telephone” y “Little Killer”.

7. Are We There – Sharon Van Etten

Are We There de Sharon Van Etten es sin duda uno de los álbumes más personales y punzantes de este 2014. Un discurso rebelde y melancólico hacia el amor, en el cual esta hermosa mujer proveniente de Brooklyn pone en evidencia que somos más vulnerables, rudos, sucios y desagradables luego de haber sentido ese supuesto hermoso sentimiento el cual solo logra transformarnos en monstruos que temen a la oscuridad al ser arrebatado de nosotros. Un álbum que aunque pareciera ir en línea con sus 3 previos lanzamientos, es realmente el más rápido, energético y positivo en su discografía, lo cual de entrada pareciera ya ser un oxímoron debido a la naturaleza gris y opaca que ronda sus once cortes, los cuales al terminar de escuchar le harán desear desmesuradamente amar a esta mujer y ser aquel a quien canta con sinceridad estas ya usadas y gastadas palabras. Recomendado para escuchar “Tarifa”, “I Love You But I’m Lost” y “Every Time the Sun Comes Up”.

6. St. Vincent – St. Vincent

Así como en el 2013 Random Access Memories de Daft Punk, fue el disco de ese año más adelantado a su época y el que a la vez recordará más emociones del pasado, con su álbum homónimo Annie Clark, más conocida como St. Vincent logra trasladar hacia el presente tiempos futuros que parecieran haber sido profetizados por Ziggy Stardust, logrando exprimir de su guitarra sonidos que ningún otro ser vivo, humano o no, logra generar en seis cuerdas. En su quinto larga duración, Anne Erin Clarke, mezcla tantos ritmos, tendencias, conceptos, tiempos e ideas, que solo a menos de ella podrían encajar de una manera tan particularmente diferente otorgando como resultado un disco que no solo se ha ganado a la crítica, sino que logra generar destellos sonoros con cada escucha, haciéndonos crees que es en sí un álbum que tiene una capacidad metamórfica de sonar mejor cada día. Recomendado para escuchar “Birth In Reverse”, “Prince Johnny”  y “Bring Me Your Loves”.

5. LP1 – FKA Twigs

LP1 es el debut más importante del año y probablemente uno de los más satisfactorios en lo que va de la década. Originaria  de Gloucestershire, Inglaterra, Tahliah Debrett Barnett más conocida como FKA Twigs, nos canta sutilmente al oído luego de haber pasado una sórdida noche de pasión perdidos entre las sabanas acerca de los problemas cotidianos que parecieran venir desde un lejano futuro distópico digno de cualquier novela de Philip K. Dick, cuando en realidad es una borrosa visión de nuestra triste realidad de valores perdidos donde el único punto de convergencia es la cama donde siempre los amantes se perderán en un rio de deseo cuyo cauce hace armonía con cada uno de los cortes contenidos en este maravilloso álbum que nos retara a no imaginarnos noches pasadas por el velo rojo de la lujuria y el amor con sus beats y samples que pareciera venir desde otro tiempo donde todo puede ser mejor. Recomendado para escuchar “Two Weeks”, “Give Up” y “Kicks”.

4. They Want My Soul – Spoon

Nadie en el 2014 hizo del Indie-Rock algo tan divertido como Spoon. Sonando como probablemente nunca lo habían logrado en sus previos 7 álbumes de estudio, y encontrando nuevamente ese sonido que los ha caracterizado y enamorado a sus fieles oyentes sin intentar cambiar, ni experimentar sino simplemente divirtiéndose. La banda de Austin Texas logra que con cada riff de sus enriquecidas mezcla de blues, soul, blues y new wave que pareciera jugar de manera infantil con la voz y las melodías de Britt Daniel, uno solo sonría, se ria y se identifique con las letras que son una mirada jocosa a la cotidianidad que a veces tanto nos abruma y aburre. They Want My Soul es un álbum que no importa cuál sea su estado de ánimo lo hará reírse, pararse de la silla, tocar el air guitar y sonrojarse cuando se dé cuenta que lo está haciendo en la mitad de la multitud. Recomendado para escuchar “Do You”, “Let Me Be Mine” y “New York Kiss”.

3. Singles – Future Islands

El ascenso a la fama de Future Islands es digno de un documental (ya lo pueden encontrar y se llama Road Dawgs), y no es para menos, ya que después de años de tocar en pequeños venues para un público de acérrimos fans, el trio de Baltimore firma con una gran sello como es 4AD y lanza su cuarto álbum de estudio con un arriesgado título, el cual es en sí una declaración para todos aquellos que no los conocían, tallando en el mundo su nombre para que nunca jamás se le olvide a nadie. Con un bajo a cargo de William Cashion que puede superar al de Peter Hook, un diseño de sintetizadores producto de Gerrit Welmers que pondría a cualquier banda de los 80, incluyendo a New Order, en ridículo y una voz que pareciera una mezcla entre Dave Gahan y el monstruo come galletas a cargo de Samiel T. Herring quien es sin duda el más imponente frontman del 2014, Singles logra llegar de una manera tan profunda al oyente, que el cuerpo responde primero sacudiéndose de la misma manera que lo hizo Harring en The Letterman Show antes que el cerebro logre procesar que es lo que está pasando a su alrededor. Ya sea con sus canciones más energéticas o con aquellas que lo obligan a uno a cerrar los ojos y bailar en círculos con el aire, Singles es un disco que se quedara con ustedes por siempre, como un maravilloso recuerdo que nunca los sueños deben olvidarse y siempre hay que bailarlos hasta volverlos palpitables. Recomendado para escuchar “Seasons (Waiting On You)”, “Back In The Tall Grass” y “A Song For Our Grandfathers”.

2. To Be Kind – Swans

To Be Kind es un disco que los hará sentir incomodos, perturbados, alterados, inquietos, temerosos, y a la vez deseosos de repetirlo todos los días para poder preguntarse a ustedes mismos si realmente están vivos. El caos es en sí una de las más completas formas de orden y armonía y Michael Gira y compañía demuestran con su nuevo álbum, el tercero luego de un hiato de más de 14 años, que la vida es una eterna repetición de figuras fractales superpuestas en una torre que puede precipitarse hacia la tierra generando un dolor inmenso. En To Be Kind, Gira juega con las emociones del oyente a su voluntad hipnotizándolo con sonidos mantricos que hacen eco dentro de un sarcófago de desesperación, golpeando las pareces queriendo salir luego de haber sido enterrados vivos debajo de una pared sonora que pareciera nunca terminar, cavando y luchando para terminar luego de sus dos discos y canciones de más de 34 minutos, viendo la luz, esa que ya pareciera no tener el mismo brillo, para solo querer volver a estar dos metros bajo tierra y vivir nuevamente esa exhilarante sensación que es Swans. Un disco que no es para todos, pero del cual todos debemos ser parte. Recomendado para escuchar “Just a Little Boy (For Chester Burnett)”, “Bring the Sun/Toussaint L’Overture” y “Oxygen”.

1. Lost In the Dream – The War On Drugs

El 2014 fue el año de The War On Drugs. Este cuarteto originario de filadelfia logro publicar lo que sin lugar a duda es el disco más emotivo, sincero y musicalmente mejor pensado de este año. Una sinergia de emociones y sensaciones que encuentran su punto común en un Adam Granduciel que no está compartiendo sus sentimientos con nosotros, sino descubriéndolos, canalizándolos, entendiéndolos y absorbiéndolos al tiempo que nosotros hacemos lo mismo con nuestros propios pensamientos. Lost In the Dream es un viaje sonoro sin maletas que debe ser experimentado por cada ser humano, una experiencia surreal trazada con el pincel del más detallista de los artistas expresionistas, una amalgama de sonidos, colores, texturas y sensaciones que no solo es el mejor disco del 2014, sino probablemente uno de los mejores de la década. Lo dije en marzo y lo vuelvo a repetir, The War On Drugs logró que estos 60 minutos y 34 segundos de duración se entretejan de manera perfecta dentro de cada uno de sus oyentes, demostrando que la música no necesita mayor vehículo que el sentir de un ser humano para hacernos creer a cada uno de nosotros que el amor de nuestra vidas puede estar contenido en una simple canción. Recomendado para escuchar “Red Eyes”, “An Ocean In Between The Waves” y “Eyes To The Wind”.

 ¿Te gustó esta nota? No dudes en compartirla

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.