Los consentidos del 2013 son:

Por : Daniel Ospina  @TheMockMan 

El 2013 va entrando en su recta final, y hemos podido escuchar hasta la fecha discos que hacen de este un año memorable para la música. Así encontramos regresos inesperados como los de David Bowie, Daft Punk o Nine Inch Nails, viejos habituales como BRMC, Depeche Mode, Vampire Weekend, Primal Scream o The National, propuestas en consolidación como Foals, Miles Kane o Empire of the Sun, y debuts como los de Savages, Palma Violets y Disclosure que marcan cada uno a su manera el camino por el que transita actualmente la música indie en el ámbito internacional.

En esta ocasión haremos un repaso de algunos de los trabajos más importantes lanzados en lo que va corrido del segundo semestre del 2013.

HAIM – Days Are Gone: “Es como si Britney Spears y Julian Casablancas hicieran el amor a ritmo de New Order”. Esa fue la opinión que me dio un amigo sobre uno de los debuts más importantes del 2013. Un indie pop bastante influido por el sonido de los setenta, al que la crítica especializada le encuentra tanto de Fleetwood Mac como de Giorgio Moroder, tres chicas que solo pueden sacar suspiros indistintamente de si eres hombre o mujer, y una habilidad increíble para sacar temas tan atmosféricos como “Falling”, o tan aptos para la pista de baile como “Forever” o “The wire”. Las presentaciones en los distintos festivales del verano europeo (incluida una colaboración en vivo con Primal Scream en Glastonbury) solo han conseguido aumentar su reputación a nivel internacional.

Arctic Monkeys – AM: No alcanzaron a pasar dos años para conocer el quinto trabajo de la banda de Sheffield. Y no fallaron. El lado malvado que ya comenzaba a emerger en Suck It And See, asume el control absoluto en AM, donde los números agresivos en la línea de “R U Mine” o “Arabella”, comparten protagonismo con números más lentos como “Do I Wanna know?” o “I wanna be yours”, e incluso con momentos más experimentales, como en “No 1. Party anthem” y “Why’d you only call me when you’re high?”. Más lejos que nunca de sus inicios, pero cada vez más cerca de convertirse en una de las bandas más importantes de toda la historia.

CHVRCHES – The Bones Of What You Believe: 2013 ha sido un año especialmente interesante para la electrónica. Junto a la reconversión de Daft Punk, la máquina de hits de Empire of the Sun y a la elegancia de Disclosure, tenemos un inesperado debut que propone el regreso a las raíces del synthpop, conducido por la grandiosa voz de Lauren Mayberry, y los tremendos arreglos de Iain Cook y Martin Doherty. “The mother we share”, “Recover”, “We sink” (incluida en el soundtrack de FIFA 14) y especialmente “Gun” pronto los convirtieron en una sensación en este segundo semestre del 2013.

Kings Of Leon – Mechanical Bull: Si había quien pensaba que los problemas con el alcohol de Caleb Followill iban a detener a la banda de Nashville, o que la senda más pop que tomaron en sus últimos trabajos les harían perder la fuerza de sus inicios, pronto se ve obligado a reformular en cuanto escucha “Supersoaker”, el primer sencillo de esta, su sexta producción. Con más fuerza que nunca, renovados, y manteniendo la senda pop pero con las guitarras al frente; Mechanical Bull es un regreso a sus raíces, y un primer paso hacia la madurez creativa que sin duda les sienta bastante bien.

The Strypes – Snapshot: Otro debut interesante del 2013 es el de esta banda irlandesa que por estos días acompaña a los Arctic Monkeys en calidad de teloneros. La consigna es clara en los 12 temas que componen el disco: rescate del espíritu de los cincuenta y sesenta, con guitarras crudas en plan The Hives y con una energía que recuerda justamente a la banda de Alex Turner en sus inicios. Sin complejos o arreglos de mas, suenan sin complejos y con el claro objetivo de divertirse haciendo lo que hacen, sin tener que rendirle cuentas a nadie.

Moby – Innocents: Con colaboraciones de Wayne Coyne, Mark Lanegan, Cold Specks o Skylar Gray, entre otros; el norteamericano vuelve a la carga con un trabajo ambiental y relajante, donde a pesar de mantener el estilo que hizo legendarias canciones como “Porcelain” o “Natural blues”, se aprecia cierta madurez en temas como “The lonely island” o “The last day”, a la par que se aprecian momentos más pegadizos como en “The perfect life” o “Don’t love me”. Varias sin duda quedaran como fijos en sus próximas presentaciones, si bien el propio Moby decidió hacer una mini gira de solo 3 DJ Sets a comienzos de octubre como la única actividad promocional para Innocents. Ojala que esa curiosa decisión signifque que podremos escuchar un sucesor de Innocents pronto.

Black Onassis – Desensitized: En una línea más bizarra que la de Moby pero también con colaboraciones interesantes y mucha electronica, el proyecto del ex Kasabian, Chris Karloff mantiene en general la esencia del debut de la banda de Leicester, pero con las naturales variaciones que implica tener vocalistas invitados, como es el caso de Ben Gauthrey de The Cooper Temple Clause en “Brain”, Liela Moss de The Duke Spirit en “Trip B” o Aurelio Valle en “Innocence blitz”, a lo cual se le suman instrumentales magníficos como “Iso” o “Humans Animals”, donde parece revivir ese cruce rock-electrónica de The Prodigy, pero con una variedad creativa mucho mayor.

The Naked and Famous – In Rolling Waves: Luego de asombrar al mundo indie hace unos años con Passive Me, Agressive You y sencillos como “Young blood”, “Punching in a dream” o “Girls like you”, los neozelandeses regresan con un segundo trabajo que por momentos parece seguir el camino marcado con su debut (principalmente en el sencillo “Hearts like ours”), mientras que en otros como “A stillness” o “Grow old” incorporan arreglos diferentes a los que les conocimos en su debut.

London Grammar – If You Wait: No fuimos pocos los que supimos de su existencia luego de colaborar con Disclosure para la canción “Help me lose my mind”. Pero escuchando el debut encontramos un sonido lounge, elegante y a la vez desesperado, sostenido en la voz de Hannah Reid y especialmente notorio en los sencillos “Wasting my young years” o “Strong”, convirtiendose en uno de los nombres protagonistas de este año en el ámbito indie.

Franz Ferdinand – Right Thoughts, Right Words, Right Action: Cerramos este recuento de lo mejor de este semestre con un trabajo que estuvimos esperando desde que la banda liderada por Alex Kapranos regresara a los escenarios en 2012, luego de un receso que se tomaron el año anterior. Mucho mas maduro que sus trabajos anteriores, con un mayor énfasis en la melodía por encima del ritmo, conservando sus mejores características y a la vez aprovechando lo aprendido en sus esfuerzos solistas; encontramos 10 canciones diversas entre si que ya comienzan a marcar una ruptura con su pasado mas electrizante, pero a la vez dejan abierto el camino para consolidar un catalogo de canciones mas variado.

¿Cuáles son sus favoritos?

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.