CAPTAIN AMERICA: CIVIL WAR – Una casa dividida contra sí misma.

Por: Juan Nassiff Follow @JuanNassiff

El nuevo equipo de Avengers liderados por Captain America/Steve Rogers (Chris Evans) se ve en problemas con la opinión pública, cuando durante un operativo en África personas inocentes resultan muertas. Las naciones unidas deciden imponer “El Tratado de Sokovia” (haciendo relación a los sucesos ocurridos en Avengers: Age of Ultron), que limite las acciones de estos héroes, restringiendoles el actuar por su cuenta en naciones soberanas. Esto trae una división entre The Avengers, por un lado Iron Man / Tony Stark (Robert Downey Jr.) cree que si deben tener limitaciones al momento de actuar para evitar más muertes de inocentes, mientras que en el otro bando Captain America cree que salvar al mundo es una responsabilidad muy grande como para dejar que un comité decida cuándo se debe actuar y cuando no. Este conflicto de intereses sólo puede empeorar cuando un acto terrorista es adjudicado a Bucky Barnes / Winter Soldier (Sebastian Stan), lo que enciende la mecha entre Iron Man y Captain America y conduce a una guerra entre los que están a favor del acta, (Iron Man, Black Panther, Vision, Black Widow, War Machine y Spider-Man) y los que están en contra (Captain America, Bucky Barnes, Falcon, Sharon Carter, Scarlett Witch, Hawkeye y Ant-Man), mientras de las sombras surge un nuevo villano…

El evento que marcó un antes y un después en el universo de las historietas de Marvel, ha cobrado vida en la gran pantalla, demostrando que los sueños sí pueden hacerse realidad en esta película que, una vez más, cambia el rumbo del universo Marvel, prometiendo repercusiones en las películas posteriores a esta.

TEAM IRON MAN

img-172

Uno de los logros de esta película es lograr cumplir con casi todas las expectativas que se tenían (digamos que un 85%), los guionistas Christopher MarkusStephen McFeely logran adaptar la historia escrita por Mark Millar, convirtiéndola en un thriller político de cuyas consecuencias no hay escape. Se puede decir que existen dos historias aquí que se complementan: la primera es una aventura que nos lleva a varios lugares del mundo, en donde se encontrarán las piezas del rompecabezas para entender las acciones y pasado de The Winter Soldier, la segunda historia es sobre The Avengers y lo que  significa ser un héroe en el mundo contemporáneo y hasta qué punto están todos comprometidos con sus acciones. El pasado de cada uno de los integrantes de este grupo tiene que ver con su posición sobre El Tratado de Sokovia, pues para los que han tenido que ver con el Gobierno lo ven como una cadena de mando que debe respetarse, mientras que para los que han sido víctimas del mismo es solo una forma de permitir que se atiendan intereses personales y no globales.

La posición de Iron Man sobre este tratado puede parecer contradictoria con su forma de ser en las películas pasadas. En su primera película en solitario vemos como Tony Stark ve la oportunidad de usar su armadura para ir y hacer justicia a los lugares del mundo en donde el gobierno no puede ir por razones políticas, en la segunda película él considera que la armadura es propiedad privada y no debe ser parte del armamento de las fuerzas armadas de su país, en la primera entrega de The Avengers estamos ante un Tony que no quiere ser parte de un equipo y que cree que trabaja mejor solo (claro que sus intereses egoístas se van cuando se trata de sacrificar por la isla de Manhattan cuando desvió un misil nuclear…). En la tercera entrega de Iron Man y Avengers Age of Ultron, estamos ante la obsesión de Tony por hacer del mundo un lugar más seguro, incluso si eso significa llenar al mundo de armaduras, y en Civil War vemos como se cierra el circulo cuando Tony reconoce que si necesitan ser supervisados.

La razón de este cambio de personalidad es que aunque no lo parezca, Tony Stark es tal vez el que más rasgos humanos presenta. Las experiencias que ha vivido desde la primera película lo han cambiado, fue sacado de un mundo de fiestas y bebidas financiadas por la fabricación de armas, a convertirse en un modelo a seguir, filántropo y miembro de un equipo de superhéroes. La figura pública que es Tony Stark hace que tenga un contacto más directo con las personas y pueda tener una imagen más directa de la impresión que causa él cuando usa la armadura y se convierte en Iron Man. Es de ahí donde provienen sus conflictos, el hecho de ver de primera mano el daño sufrido por las víctimas o “Daño Colateral”, lo invitan a reflexionar sobre sus acciones y es lo que lo impulsa a ponerse a favor del acta.

La integración de Black Panther y Spider-Man a la historia no se siente forzada y su participación va acorde con la historia. Nos dejan deseando ver más de estos personajes, en especial Spider-Man, cuya encarnación en esta ocasión debo decir es muy superior a las hechas por sus predecesores. Ahora, las escenas de acción están muy por encima del nivel de cualquier otra que hayamos visto en alguna otra película de Marvel, lo cual no sorprende ya que los directores de la segunda unidad fueron David Leitch y Chad Stahelski, los mismos que dirigieron la sorpresiva John Wick, que usaron sus habilidades para traernos secuencias llenas de energía, con uno que otro chiste y guiño pero con una interpretación que va de la mano con los personajes.

Algo que llama la atención de la cinta es que está dividida por capítulos, los set pieces no están de relleno, sirven para conducirnos al siguiente momento de la historia y a otro salto emocional de sus personajes. Se puede decir que cada país que visitan representa los sentimientos de los personajes. (Pero esta no es la ocasión para hablar sobre eso).

TEAM CAPTAIN AMERICA

Captain-America-Civil-War-Trailer-1-Avengers

De los pocos desaciertos de la cinta está el ritmo. Por momentos la historia se siente apresurada, principalmente en el primer acto de esta parece que tratan de establecer la situación política del mundo actual hasta que se desencadena el conflicto, lo cual estuvo mal. Esas eran cosas que podían fluir naturalmente dentro de la historia, pero afortunadamente eso no se siente en el segundo y tercer acto, donde todo fluye con más naturalidad.

La posición de Steve Rogers sobre el tratado representa lo que ha sido la vida de Captain America, por más que use un uniforme él no es un soldado, es un hombre con convicciones y un sentido del deber que va más allá de un juramento a una bandera (contradictorio pese a la elección de su nombre, pero qué se le hace), Steve es un hombre de otro tiempo, los ideales de su época son lo único que le queda cuando despierta en nuestra era. Solo se guía por su sentido del deber y de combatir al mal, por eso cuando descubre que Bucky está vivo hace todo lo que esté en su poder para salvarlo.

Bucky es su único enlace con su pasado, la única persona que entiende de dónde viene Steve. Su renuencia a firmar el acta viene desde su pasado. Antes de convertirse en un supersoldado era una persona que no se rendía y no toleraba el mal, y a pesar de su frágil condición física siempre estaba ahí para hacerle frente a quienes abusaban del poder. Por eso cuando se le dice que ahora tiene que actuar solo si se le permite, Steve se rebela contra las personas en el poder. Él ya ha visto lo que sucede cuando las personas en el poder tienen otras intenciones y no va a permitir que eso vuelva a ocurrir.

A través de sus películas hemos visto a un ser que permanece invariable ante la adversidad. A diferencia de Tony, Steve no tiene un contacto cercano con el público porque después de todo como ya dijimos este no es su mundo, su mundo se terminó en los años 40, lo único que le quedan son su valores y no va a permitir que un pedazo de papel se los arrebate.

Scott Lang / Ant-Man (Paul Rudd) vuelve al universo Marvel y en esta ocasión está en el Team Cap, sin embargo pese a que su intervención llega en un momento crucial dentro de la historia, debo decir que la actuación de Paul Rudd se pasa de comedia y parece más una adición al reparto de último momento. Parece que no vieron su actuación en su película en solitario y simplemente lo incluyeron en la historia porque si. Algo que ya había mencionado anteriormente sobre otra película, es que en la escena del aeropuerto (ÉPICA), me molestó la ausencia de civiles, lo que hace que uno realmente no sienta que existe un peligro latente. Claro que dentro de la historia hay un momento donde se anuncia que el aeropuerto está siendo evacuado. Siendo consecuentes con al acta que es la causa mayor de este conflicto, la idea es evitar al mínimo las víctimas civiles de las acciones de estos héroes.

“ES MEJOR CONSERVAR A UN ENEMIGO INTACTO QUE DESTRUIRLO” – Sun Tzu

Zemo (Daniel Brühl), es el nuevo villano en el universo Marvel. Su apariencia e historia dista mucho de las historietas, sin embargo toma lo mejor de este antagonista: su mente.

A diferencia de Ultron y de Loki, Zemo no tiene poderes o habilidades sobrehumanas. Es un estratega, y lo único que tiene es su cabeza y un objetivo, destruir a The Avengers. La mejor forma de lograrlo es haciendo que ellos se destruyan desde adentro. Zemo los ha estudiado y sabe bien qué botones presionar para hacer que reluzca lo peor de cada uno de ellos. Pero la forma en la que Zemo juega psicológicamente a los protagonistas es solo la punta del iceberg para lo que tiene preparado al final de su intrincado plan, que al final hará que el mismo Tony sea una víctima de Zemo. Para mi este ha sido el mejor villano, darle un antagonista humano que no tiene ninguna habilidad o super arma que usar contra estos héroes, sube el nivel a lo que venía haciendo Marvel. Además, Brühl hace una actuación impecable, en la que sin revelar mucho podemos ver en Zemo la determinación hecha hombre.

Los directores Anthony Russo y Joe Russo vuelven a dirigir otra aventura de Captain America, en una historia llena de acción que introduce nuevos personajes al universo cinematográfico de Marvel y que nos muestra el lado más serio de estos héroes, quienes ahora sienten el peso de sus actos.

A FAVOR:

-La Dirección.

-El Guión.

-Las Escenas de acción.

-La dinámica entre los personajes y su equilibrio.

– Elizabeth Olsen y sus Kneesocks.

-La forma en que el humor transmite el mood de las historietas.

– El establecimiento de lo que será Secret Avengers.

– 100% libre de Martha.

En Contra:

-El ritmo del primer acto.

-La actuación de Paul Rudd.

-La música, sinceramente el mejor ha sido Brian Tyler, pero en esta ocasión usaron a Henry Jackman que luego de hacer un buen trabajo con The Winter Soldier, en esta parece que se quedó corto.

email
Share