Día 1 – ¡Bienvenidos al Picnic!

Texto por: Sebastián Barragán

Fotos por: Maria Fernanda Montenegro  y Sebastián Barragán 

En Escena Indie les contamos las aventuras que se pasan en el Festival Estéreo Picnic, uno de los eventos de la escena musical bogotana más esperado del año.

En esta reseña, que trataré de hacer corta, me centraré en una cosa muy sencilla, que a veces como medios olvidamos y es, la perspectiva desde el público. Cómo vive un ciudadano del promedio que compra su boleta y espera en la fila para ver a sus artistas favoritos. Ahora sí, entremos en materia.

Llegué en bus del festival, como muchos mortales que optamos por la opción cómoda y cara, para encontrar a la bajada del bus, una fila de más de dos horas para poder ingresar. Eso sí, todo muy organizado. En la requisa, agentes de policía revisaban las condiciones de seguridad y cuando al fin pude sortear los muchos puntos de requisa, encontré el espacio que muchos esperamos durante meses previos.

The Kooks
Foto por: Maria Fernanda Montenegro

Lo primero que debo decir es que si usted es un fan acérrimo de alguna banda, debe llegar con un tiempo considerable de anticipación, porque si por ejemplo, le gusta The Kooks, los que están adelante probablemente le van a decir que se vaya a la parte de atrás, que ellos llegaron primero y aunque no se sepan las canciones ni se muevan, tienen más derecho que usted que pasó la tusa del colegio escuchándoles. No van a dar tregua así usted tenga tatuada la cara del vocalista y haya iniciado una iglesia de culto en la que adore a la banda, eso no va a pasar. Lo que sí puedo asegurar, es que si se ubica cerca al escenario, va a tener una muestra musical de lo que fue a buscar: el sonido, en general está muy bien montado, a excepción de los pequeños cruces que se hacen por la cercanía de los escenarios.

Foster The People
Foto por: Maria Fernanda Montenegro

Para recordar y nunca olvidar, sin duda las presentaciones de Foster the People, The Kooks, de Jack White y aunque no es mi favorito, el show de Skrillex tiene muchísimo material para darle a su hijo adolescente la fiesta de quince años que siempre soñó. Lo más increíble en Foster The People, en mi opinión, son sus visuales, que junto con el sonido que vienen montando ya durante varios años, hacen que su propuesta sea sólida, a pesar de que no me gustan mucho. Reconozco su talento y aún más, la forma como mueven al público. The Kooks es otra historia, tocaron canciones de todos sus álbumes, no se olvidaron de presentar Eddie’s Gun, Sway y tampoco dejaron atrás Naive. Jack White, el señor del blues y ahora del country, montó una propuesta que junto a su violinista hicieron de la presentación una de las más comentadas en el festival. No solamente tocó canciones de su trabajo como solista, también sorprendió con temas como Steady as She Goes de The Raconteurs, hecho que hizo que la gente viera la enorme huella musical que ha dejado a través de los años. Skrillex, el encargado de cerrar la segunda tarima, llevó luces láser, memes bailando, explosiones y todo lo que el universo adolescente contiene (incluida Fat Lip, de Sum 41).

Jack White
Foto por: Maria Fernanda Montenegro

Tan Tan Morgan
Foto por: Sebastián Barragán

 A pesar del intento de Tan Tan Morgan para abrir el tercer escenario con una propuesta poderosa, hubo varios aspectos que le opacaron. En primer lugar, es claro que la ausencia de público por el lento ingreso, hizo que la presentación se tornara turbia, también su propuesta visual y tal vez la disonancia de género con los demás artistas hizo que fuera un poco la presentación menos convencional de la primera jornada. A las bandas nacionales, les debo una felicitación y debo hacer una mención especial a Planes, banda local que a mi forma de ver, es la respuesta criolla al sonido de The Lumineers, articulada con la astucia de la percusión de The Drums. Bandas como Telebit, 424, Mitú y Astro, se llevaron mi corazón. Pagan totalmente el precio de la boleta, nos muestran propuestas alternativas para que ampliemos nuestro repertorio con un poco de sabor de la lengua madre.

Planes (Estudios universales)
Foto por: Sebastián Barragán

La sensación de Planes en tarima, es increíble. Tienen un sonido árido, llevado por silbidos, guitarras que hacen sentir el sol del medio oeste y unos visuales simples, bien articulados con la propuesta general. A pesar de que su trayectoria como banda aún es corta,  ya han alzado vuelo, y tienen una gran ventaja ganada: son talentosísimos. Su capacidad de transportar a otros sentidos su sonido, me sorprendió mucho, de buena forma. Otra banda que hizo de este festival una gran fiesta, fue Telebit, quienes tienen un sonido maduro y estructurado, una propuesta visual muy clara y una intención de estilo sólida. La música de Telebit lo lleva a uno en un viaje que me atreve a describir como tropical. No, no usan tamboras, ni marimbas, es la voz del vocalista, son las guitarras y la percusión que logran ser completamente originales, hacen una guía taxonómica de lo que significa nacer en estas tierras, por medio de sus sonidos. Me atrevería a decir que Telebit tiene todo el carácter para ser los Caifanes locales.

TELEBIT
Foto por: Sebastián Barragán

Por otro lado resalto a Mitú, banda colombiana que a pesar de haber visto unas 10 veces, no me he cansado aún de escuchar. De lejos, esta agrupación representa a una nueva generación de artistas que se ha ido gestionando en la escena local, si es que con ellos no inició el movimiento que hizo que los bogotanos se animaran a salir por una banda local con propuesta en vivo. No hablo de DJ´s porque eso lo hace cualquiera, lo que Mitú hace no, eso requiere preparación, implica tener una puesta en escena, conlleva más que un par de unidades y un grupo de amigos que lo apalanquen a uno. Para hacer la propuesta que tiene Mitú, hace falta entender un momento de un lugar en específico, que viene siendo Colombia y que por ahora, han logrado expresar de forma incisiva.

SBTRKT
Foto por: Sebastián Barragán

Para mí, el que se lleva la gran trofeo en cuanto a puestas internacionales es SBTRKT, grupo británico que responde tanto musical como visualmente a fenómenos como Little Dragon, Modeselektor y White Ring, y lo apropian a su forma de componer para darle un nuevo sentido al género electrónico que representan. Sus visuales son estrepitosos y su sonido es profundo, en medio de la dulzura de la voz de sus canciones, su música me pudo llevar de la euforia absoluta, hasta la dulce amargura de la melancolía, todo atravesado por un show de visuales y música impresionante. La respuesta del público fue increíble, a pesar de que creía que no mucha gente iba a presenciar el acto, el escenario estuvo lleno de máscaras de la banda, gente bailando y en ningún momento se sintió bajón de energía alguno, sostuvieron el show con decoro y agresividad, haciendo así, en mi humilde opinión, la mejor presentación de la noche.

SBTRKT
Foto por: Sebastián Barragán

Ese es el resumen del primer día. No olviden de echarle un vistazo a la galería completa en donde podrán encontrar más evidencia de cómo se dio este primer día del Estéreo Picnic. Allí están las fotos tomadas desde la perspectiva de un ciudadano del común que logró entrar a la panacea de la música en Colombia. Si planea ir en próximas ediciones, le recomendamos que haga los arreglos de su transporte con anticipación, pues el tráfico por la autopista norte se pone pesado a la hora del cierre y puede que le toque esperar en la calle una hora o dos.

http://blog.escenaindie.com/post/113963161170/primer-dia-del-festival-estereo-picnic-fotos

http://blog.escenaindie.com/post/113962552500/primer-dia-del-festival-estereo-picnic-fotos
email