Día 2: Descubriendo los sonidos del Picnic

Texto por: Sebastián Barragán

Fotor por:  Sebastián Pedroza Vera   y Sebastián Barragán 

El segundo día del Festival Estéreo Picnic nos dejó grandes momentos, y en esta reseña vamos a hacer mención a las bandas que pisaron más duro los tres escenarios y que le recordaron a los asistentes del festival por qué es uno de los más importantes (si no es el más) del país.

Empecemos por Superlitio, esa banda que casi ya es patrimonio cultural de Colombia y que siempre sabe que va a lograr llenar un escenario, no importa la hora a la que toquen. Todos conocemos su energía; son fluídos, tienen trópico encima y también tienen influencias muy marcadas de reggae y rock, con algunos ritmos autóctonos y temáticas coloquiales, como es el tema Puro Goce que tocaron en esta edición del Festival. A medida que fue acabando su presentación, el escenario fue recibiendo más gente que esperaba la presentación de Alt-J.

Superlitio

Esta última, fue una de las bandas más esperadas de todo el festival, dio una presentación con una puesta en escena que pocas veces vemos por estas latitudes. Seguirle los vocales a Alt-J es prácticamente imposible, pues la sobreposición de las letras y la confusión armoniosa de los sonidos le hacen un espécimen único en este ancho mar de bandas. Su sello disquero, Infectious Music, les da un orden sonoro, haciéndolos un poco de la onda de The Temper Trap y Cloud Control, eso sin constreñirlos creativamente, haciendo que Alt-J tenga un sonido misterioso y libre a la hora de mostrarse en escena.

Al terminar la hora de Alt-J, siguió la fiebre del Estéreo Picnic porque al escenario subió Damian Marley. No estoy muy seguro sobre qué escribir sobre este acto, porque cualquier adjetivo podría arruinar la experiencia que Youth Ghetto Crew le dio esa tarde al escenario Tigo Music. Fue increíble, para mí al menos, revivir esa etapa de los parches de reggae, dancehall y, en general, la música isleña que toda la banda de Damian toca. El último artista de esta tarima fue Kings of Leon, quienes supieron ponerle el moño a la jornada y así, con sus canciones más emblemáticas y otras que el público (incluyéndome), no se sabía se despidieron de estas tierras del café y la guadua.

En el escenario Caracol, debo resaltar varios actos, en los que definitivamente los lectores esperarán encontrar a Rudimental. Fue un show arrollador, en parte por la actitud de los integrantes de esta banda británica que llegó a darle caña a la tarima, después de la presentación de Puerto Candelaria. Después llegó otro de los monstruos, Kasabian, quienes no decepcionaron al público en ningún aspecto. A pesar de que muchos estaban allí porque reconocían la famosa canción que salía en Fifa 13 (Club Foot), o por otras canciones menos conocidas por el público general que se amontonó sobre las barreras del escenario, como Re-Wired. Al final, todos quedaron contentos porque cerraron con su famoso LSF y dejaron a todo el público que estuvo en esa carpa con una idea de por qué esta banda, británica también, es uno de los exponentes más contundentes del rock alternativo.

El cierre en esta tarima se lo llevó Major Lazer, agrupación encabezada por Diplo el boss de bosses de Mad Decent, sello disquero que representa a varios artistas de grueso calibre mundial como son Maluca, Toy Selectah y Rusko. Esta fiesta fue una piñata repleta de traseros de bailarinas rebuleándose por el escenario, extinguidores, billetes, bolas gigantes con artistas adentro y por supuesto, las canciones representativas de esta banda, como el famoso tema de Doritos con Daddy Yankee, Watch out for this. 

Ahora, pasamos a mi parte favorita, donde resalto los momentos que más disfruté en la noche que casualmente estuvieron en la tarima Club Social. Siento que este escenario estuvo destinado para las propuestas nuevas. Voy a empezar por Balancer, quienes estuvieron en la tarima en horas de la tarde casi llegando la noche, esa hora donde todo se pone azulito y este trío de jóvenes músicos con sus melodías dulces y una percusión bien cuidada, le dieron al Estéreo Picnic una refrescada merecida, como cuando uno llega de jugar fútbol y se lava la cara. Tienen un set de bonitos visuales, un bonita voz en el micrófono y una hermosísima música, le hacen una oda al oficio de hacer cosas bellas por hacer cosas bellas y sin meterle mucha mente a lo que ello signifique: ver el escenario con otros ojos y sentir el mundo diferente después de una presentación, eso en lo personal define mi experiencia de ir a ver una banda en vivo y Balancer lo logró con creces.

El cierre para mí, fue lo mejor de la noche, que corrió por cuenta de Seth Troxler. El dj y productor estadounidense fue el primero que, en mi opinión, dio una muestra de buena fiesta en el Festival. Ya sé que el día anterior estuvo Skrillex y que Designer Drugs cerró el día, sin embargo, siento que este tipo de artistas son para públicos más jóvenes, en cambio Seth se ubicó en un punto perfecto donde se podía bailar, sin preocuparse por el gentío excedido de las demás presentaciones. No quiero decir que haya sido la única buena fiesta, hago alusión a que fue mi favorito de la noche, porque su acto fue particularmente bueno, con música que no conocía y con un ambiente particular, variando entre el techno y el house en sus diferentes taxonomías y con particulares subidas y bajadas, dejando el espacio a la respiración.

Para finalizar me gustaría mencionar que me llevé una grata sorpresa con el trabajo de los chicos de Échele Cabeza, una iniciativa apoyada por la Secretaría de Salud en donde usted puede ir y someter a prueba las sustancias que esté consumiendo. Yo, personalmente, me tomé dos cervezas, pero para aquellos amantes de los psicoactivos y que busquen cuidar su cuerpo de cuanta porquería maliciosa les ofrezcan por ahí, pueden utilizar el servicio de análisis de sustancias que gratuitamente ofrecen. También allá le entregan información sobre diversas situaciones, sustancias, legislación y demás chucherías que de pronto usted necesite saber si es un consumidor frecuente en este tipo de eventos. Mejor dicho, si quiere educarse un poquito acerca de lo que se va a mandar a la boca, le recomiendo  Échele Cabeza, para que lo piense dos veces y se informe.

Más fotos en:

http://blog.escenaindie.com/post/114052317710/festival-estereo-picnic-2015

http://blog.escenaindie.com/post/114051246565/festival-estereo-picnic-fotos-por-sebastian
email