La sonoridad de Donnie Darko; de Tears for Fears hasta Joy Division

Por: Juan Nassiff 

En el 2001 Richard Kelly (se pude decir con toda confianza que es su única película buena) nos trajo una película que pronto se convertiría en un clásico de culto, no sólo por su historia si no por la forma en que esta fue contada, ya que iba dirigida hacia un público hambriento de nuevas interpretaciones de realidad.

Es la historia de Donnie (Jake Gyllenhaal) un adolescente con problemas emocionales que acude a terapia, sin embargo tiene una buena relación con sus padres a pesar de ciertas diferencias y es apreciado por sus amigos y profesores que saben que posee un gran intelecto. Un hecho al parecer fortuito cambia la vida de Donnie y de quienes le rodean cuando el motor de un avión cae sobre su casa, destruyendo su habitación.

Gracias a la intervención de Frank un hombre disfrazado de conejo, (los reto a contar las referencias a los conejos que se hace durante la película) Donnie no se encuentra en su casa cuando sucede el accidente que salva su vida, ahora el joven se encuentra en deuda con Frank y por ello deberá cometer una serie de actos de vandalismo que al parecer salvaran el universo conocido, ¿o es todo parte de la imaginación de Donnie?

Podríamos seguir hablando de la película todo un día y sobre cuál versión es mejor; si la del director o la que se estrenó comercialmente, también podemos hablar sobre el universo tangente y qué fue lo que causó la ruptura del tiempo que ahora Donnie tiene que arreglar, pero el tiempo no me lo permite y tampoco nos vamos a desviar del tema central que está enfocado en la música de la película y cómo la selección sonora intensifica el tono de ciertas escenas.

Con esto en mente, la versión que escogí para hacer esta entrada es la que se estrenó comercialmente. Decidí dejar de lado la del director ya que pese a explicar mejor “La filosofía del viaje en el tiempo” musicalmente no destaca tanto como la versión comercial y bueno, para ser honestos no deja mucho a la imaginación tanta explicación.

Nuestra historia comienza con “The Killing Moon” (Echo and The Bunnymen), que inmediatamente establece la atmósfera y ritmo sombrío de la historia, estamos en el mes de Halloween y las personas nos demuestran con sus acciones que llevan todo su vida disfrazadas, podemos ver como debajo de la apariencia seria del padre de Donnie existe una persona bromista y como la madre de Donnie está en mood con las fechas mientras lee “IT” de Stephen King.

https://www.youtube.com/watch?v=9_eUyo8aWTQ

Head Over Heels” (Tears For Fears) aparte de establecernos en la década de los ochenta, representa lo idílico que pueden parecer los años que se viven en el colegio y cómo durante esos años nos domina a todos la idea del amor, la idea de amar y ser amados en retorno; así como también vemos como cada quien oculta sus pasiones y sentimientos, claro que por más que lo intenten, un leve gesto demuestra sus verdaderas intenciones. También es un recordatorio del paso del tiempo y cómo esto es solo una fase más de la vida.

From Whom The Bell Tools” (Steve Barker) acompaña otro encuentro siniestro entre Donnie y Frank. Esta vez vemos a Donnie dominado la conversación e incluso cuestionando por primera vez a Frank sobre el porqué de su existencia y la razón de su apariencia, llevándonos a conocer el rostro real de Frank (James Duval). Es un momento solemne en donde se puede decir que es una charla con Dios en donde este le está entregando a Donnie el conocimiento del futuro, un futuro que solo puede existir si Donnie cumple los designios.  No es accidental que en el cine donde transcurre esta escena se puede ver que es una función doble con “The Evil Dead” Dir. Sam Raimi (1981) y “The Last Temptation of Christ” (1988) Dir. Martin Scorsese, ambas películas en donde el personaje principal tiene que aceptar una misión que está muy por encima de sus habilidades.

Y no podía faltar la cuota bailable por cuenta de “Notorious” (Duran Duran). Esta nos saca inmediatamente de ese momento solemne para recordarnos que la vida sigue, las personas quieren bailar, quieren reír, quieren amar, quieren celebrar y quieren sorprenderse; todos quieren figurar en esa ciudad, todos son parte de una comunidad muy pequeña y quieren recibir atención así sea por unos minutos. Sin embargo el verdadero rostro de estas personas está a punto de ser revelado por la misión que lleva acabo Donnie mientras todos celebran, que el mundo se tome un descanso no significa que Dios lo haga.

No es gratuito que cuando Donnie la abre la puerta a su novia Gretchen Ross (Jena Malone, ojala hubiera tenido compañeras de clase igual de bellas) se escuche “Love Will Tear Us Apart” (Joy Division), esta canción es un presagio de lo que significa la relación de ellos ya que como bien lo señala la película “algunos nacen con la tragedia en la sangre”.

En un momento previo de la historia Jim Cunningham (Interpretado por el fallecido pero no olvidado Patrick Swayze) comenta que lo que trae la ruina a la juventud son los demonios de las drogas, el alcohol y el sexo prematrimonial, pero con todo el respeto al señor Cunningham ya quisiera yo que sonara “Under The Milkyway Tonight” (The Church) después de hacer el amor, que es precisamente lo que sucede luego del primer encuentro sexual de Donnie y Gretchen, sinceramente la canción hace que la escena sea memorable, sobre todo porque creemos que Donnie tiene una oportunidad de ser feliz, pero la suerte ya esta hechada.

¿Y si pudiéramos volver atrás en el tiempo y reemplazar los momentos dolorosos con algo mejor? ¿Pero y si al viajar al pasado lo que sucede es que los malos recuerdos se hacen más fuertes invadiendo nuestra conciencia? Es lo que podemos ver qué sucede al final de la historia, cuando cada uno de los personajes que tuvieron contacto con Donnie a lo largo de la película, ahora enfrentan una tormenta en su interior que solo podría estar acompañada por “Mad World” (Gary Jules) dándole un muy buen cierre a esta historia.

Donnie Darko es uno de esos clásicos modernos de nuestros tiempos que vale la pena revisar de tanto en tanto, ya que es de esas películas que cada vez que se ven se le puede dar una interpretación diferente, una historia llena de detalles y simbolismos ocultos que enriquecen cada escena, hacen que el repetir esta película no sea tedioso sino algo que nos lleva de nuevo a la ilusión de querer saber qué es lo que está pasando.

Por el momento los dejamos y nos gustaría saber cuáles son sus películas de adolescentes atormentados o de viajes en el tiempo favoritas en los comentarios.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.