Entrevista — El Toro: Embestida Tour 2016.

Por: Linda Castellanos & Pablo Chilito

Fotos por: El Enemigo

La semana pasada durante la primera fecha del Embestida Tour 2016 tuvimos la oportunidad de hablar con Alfonso Polanco (Bajo – Sintetizador) y Javier Castañeda (Batería – Percusiones), mejor conocidos como El Toro, una banda de Puebla (México) que estuvo en Bogotá la semana pasada inaugurando su tour por Colombia con una serie de presentaciones por varias partes del país dando a conocer su excelente y poderosa propuesta musical. 

Antes de su presentación en Fulano Backpackers, hicimos esta pequeña entrevista mientras jugábamos billar con ellos y nos contaban un poco acerca de este proyecto que, en lo personal, podría decir que encabeza los nuevos actos latinoamericanos que merecen la oportunidad de ser conocidos en todos los escenarios del mundo.

La puesta en escena de esta banda solo puede ser comparada con la embestida de un toro en todo el sentido de la palabra. Su fuerza, su agresividad y energía dejaron sorprendido a más de uno que entre aplausos y chiflidos confirmaron que su presentación podría ser una de las mejores que una banda independiente haya dado durante este año en el país.

Acá les dejamos esta corta pero gran entrevista que nuestros amigos de El Toro nos regalaron:

EI: ¿Qué tal amigos, cómo están?

ET: ¡Hola! Todo va muy bien, muchas gracias

EI: Nos alegra mucho tenerlos acá en Colombia, en verdad estamos ansiosos por escucharlos

ET: Nosotros también estamos con ganas de subirnos ya al escenario (risas)

EI: Bueno, queremos saber cómo comenzó este proyecto

JC: Pues El Toro somos Alfonso y yo, Javier. Yo toco la batería.

AP: Y yo toco el bajo. Pues bien… Juntos llevamos tocando 12 años, pero como El Toro poco más de ocho. El proyecto se dio luego de terminar con nuestra banda pasada, allí éramos una alineación típica de tres; la otra persona tocaba guitarra y cantaba. Por diversas circunstancias se terminó esa banda y quedamos nosotros dos. Lo que decidimos fue hacer nuestro proyecto como fluyera, y así es que van las cosas, nos sentimos contentos y así es como hacemos nuestra música, con bajo y batería.

EI: Entonces después de ese proyecto es que vino el primer EP de El Toro. Para ese momento, ¿cómo estaban las cosas entre ustedes dos?

JC: Está ese EP que grabamos hace un montón de tiempo… De ahí salieron las primeras cinco canciones que tenemos como El Toro, que se fueron dando como de forma natural. Teníamos ahí, a lo mejor, la inquietud de hacer música después de esa banda y resultó que queríamos hacer algo más honesto; buscamos la forma de decir: lo que nosotros queremos hacer es esto, un proyecto donde puedas hacer música con un amigo de toda la vida y que sea algo que solo tú quieres hacer. ¿Me entiendes? Nace de eso, de lo natural, de lo honesto, donde lo único que queremos es tocar y compartir, llegar al público de esa manera.

EI: Pero entonces pones la palabra honestidad frente a la música de la banda, ¿sientes que el proyecto pasado no era así?

AP: No… Lo que estamos diciendo es que con este proyecto no buscamos sonar ni pretender ser como algo. Simplemente es lo que suena, lo que está en este momento y así es como es El Toro. No queremos encasillarnos en ningún tipo de género, la banda suena a lo que somos nosotros dos, nuestras influencias, nuestras personalidades, nuestras formas de ser.

JC: Ahí es como que así se logra el sonido de El Toro en algo muy dinámico. De repente puede sonar como muy stoner y luego puede ser como muy latino, o de repente como muy experimental, muy psicodélico, no sé… O sea, nos gusta la música y la hacemos como queremos, como la sintamos en ese momento.

EI: Entonces la acogida que han tenido en México debe ser muy buena, por eso mismo que ustedes nombran, por esa honestidad y esas ganas de querer hacer música sintiéndola. 

AP: En México la acogida ha sido muy positiva. Acá en Colombia lo iremos sabiendo (risas). Es la primera vez que tocamos fuera de nuestro país. Antes hicimos una pequeña gira por varias ciudades, y la respuesta fue muy positiva. Gracias a eso es que estamos comenzando a ser conocidos no solo en México sino en toda Latinoamérica. Cuando la gente nos escucha se lleva un buen sabor de boca; nos empiezan a seguir; empiezan a hablar de nosotros; y poco a poco la ola de El Toro ha ido creciendo, ¿no? A la gente le gusta, a los que no les gusta también (risas)… Pero sí, yo creo que la diferencia la hace el público cuando nos ve en vivo.

EI: Esperemos que el público esta noche marque la diferencia (risas). Queremos saber algo importante, y quizá todos nuestros lectores también. ¿Por qué pasaron ocho años entre ese primer EP y este disco que hoy los trae a Colombia?

AP: Porque la vida así nos la puso. Antes de ser músicos, somos personas y las cosas son así… Este disco iba a salir un año antes de lo previsto, pero Javier tuvo una fractura muy fuerte en el brazo. Digamos que esa es una de tantas circunstancias que influyeron en esto. Pero así nos lo puso la vida, así lo afrontamos y así mismo lo estamos retomando para sacarlo con toda la fuerza, ¿no?

JC: Y disfrutándolo también, porque al final importa mucho el camino, pero al mismo tiempo importa este momento en el que estamos, donde estamos, con las personas que estamos. O sea, todo lo que queda atrás puede desaparecer, lo que importa es el resultado, es esto…eso es lo único que importaba. Mira, me rompí el brazo y otras cosas que tuvieron mucho más peso; pero son esas cosas las que hacen que valga la pena estar aquí compartiendo la música con nuestro público.

En verdad esperamos que nos vaya chido ahorita, aunque yo creo que sí (risas). Las verdad nos han recibido increíble aquí en Colombia. Bogotá es increíble también. Lo que más me gusta son las arepas, las chicas. Como que todo ha sido increíble para nosotros por eso mismo que nos trajo acá, por la música. Porque de eso se trata, de comenzar compartiendo algo con tu amigo y después terminar haciéndote amigo de un montón de gente por todo el mundo.

Todo va muy bien. En este momento estamos preparando un nuevo disco, que esperamos no se tarde tanto en salir (risas); porque comenzamos un buen trabajo, un buen año y queremos que eso mismo venga de aquí en adelante, que el próximo año sea igual de productivo, que sigan viniendo cosas como la oportunidad de tocar junto a bandas amigas como Whites.

EI: Ya que nombras a los chicos de Whites, ¿Cómo se conocieron?; ¿cómo lograron esa conexión?

AP: Pues bueno, esta conexión comenzó hace como dos años cuando contacté a Whites porque encontré uno de sus vídeos en Youtube — y bueno, yo soy melómano —. Entonces como me la paso buscando vídeos y mirando bandas, como que Youtube me sorprendió cuando después de dejar correr la música me topé con ese vídeo de la banda; me gustó un montón lo que vi y decidí escribirles algo así como: hey, la neta, está de poca madre lo que hacen y estaría bien chido armar una fecha allá y que ustedes vinieran a México, como hacer un intercambio.

Entonces me contestaron como a los seis meses después (risas) y la respuesta era algo como: sí, la neta, nos late un chingo. Pero como que las cosas se quedaron en el aire porque sabes que es algo muy poco posible para ese momento… Ya después comenzamos a girar con nuestros amigos de ZETA en su tour por México y ellos fueron los que nos dijeron: oigan maricas, deberían ir a Bogotá, porque se pone increíble y tenemos un montón de amigos. Y nosotros les dijimos: pues va, de una, órale.

A la semana siguiente ya estábamos comprando los tiquetes para venir acá y en eso nos habló Juan Chi y nos dijo: Oye, pero los vamos a contactar con unos amigos que tienen una banda que toca bien chido, se llaman Whites; me gustan un montón, son buenísimos. Y bueno… Juan Chi tenía el número de Camilo, entonces él comenzó a gestionar eso. Nosotros ni lo pensamos, todo se dio como una casualidad para esta ocasión.

EI: Pero ya ves cómo son las cosas de la vida, todo ese tiempo que tuvo que pasar ayudó para que este tour se diera, para que se crearan vínculos entre México, Venezuela y Colombia. Todos esos factores ayudaron a que se fuera consolidando más ese proyecto de hermandad entre las escenas de cada país. ¿Cómo se sienten frente a ello?

AP: Es muy bueno, ¿sabes? Digamos, el año pasado tocamos con Desnudos en Coma que se nos hace una bandota. Compartimos la fecha de Puebla con ellos, entonces como que ahí comenzó el precedente de ese vínculo. Ese mismo año conocimos a Juan Chi y a Tenemos Explosivos (Chile) y Life in Vacuum (Canadá). Hemos estado conociendo bandas de todos lados que creemos que aportan a la fuerza de la escena latina, que de por sí tiene un sello especial. También hemos compartido con nuestros amigos de 424 y Ave Negra que tocan increíble y gracias a ellos es que siempre que te topas bandas latinoamericanas como que dices: a huevo, tenía que ser de acá.

JC: A todos nos queda bien tener esa conexión entre amigos. En nuestro caso apoyamos con lo que sea en Puebla y al mismo tiempo agradecemos todo ese apoyo que se nos ha dado, y esperamos que sigamos poniéndonos las pilas para crear una escena concisa y resistente, porque hay muy buenas bandas.

EI: Y son ese mismo tipo de conexiones las que hacen de esto todo un proceso de autogestión, ¿no? Es decir, ¿sienten ustedes que esa es la única manera de salir a mostrar lo que haces o algo está fallando en cuanto a las bandas, los sellos, los patrocinios?

AP: Pues, nosotros no tenemos de otra (risas). Nosotros llevamos muchísimo tiempo en esto de la música, y nos ponemos a pensar y decimos: si no doy todo por lo que me gusta hacer entonces ya habré desperdiciado tantos años de trabajo dejándolos en la nada. Creemos que cuando llegan oportunidades como esta pues es nada más agarrar la maleta y hacerlo por ti, por tu música; y no hablo de salir del país, con que una banda salga de su ciudad ya se está abriendo muchas puertas, eso te cambia la perspectiva sobre tu banda, sobra la comunicación que tienes con ella, del crear música que a la gente le guste. Es aventurarte y mirar mucho más allá de lo que crees.

JC: Todo lo demás sale. Pero claro que no todo viene así de la nada. Digamos que detrás de esto está ZETA, está Whites, y todo es una red en la que tienes que unirte con los demás para hacerla crecer, para que ellos te nutran y tú también les aportes a ellos.

AP: Con esto te das cuenta que a veces ni siquiera es apoyo de algo grande, mira no más como ha sido todo acá, los chicos de Whites, ustedes como Escena Indie, todos los que nos recibieron han hecho de esto algo bueno. Como que te abren las puertas de su casa, te brindan su amistad, te brindan un buen rato, ¿qué más apoyo quieres? Después de esto terminas ganando un montón con tu música, con eso que lo que haces te está dando. Lo único que tienes que hacer es disfrutar junto a tu instrumento de todo esto que estás haciendo. Lo que importa es a dónde quieres llegar y cómo quieres llegar. Se trata de romperte la madre.

EI: Gracias a todo ese apoyo es que se está logrando el Embestida Tour por Colombia, y es bonito ver cuánto han trabajado para lograrlo. ¿Qué esperan de estas fechas que vienen desde hoy hasta su regreso a casa?

AP: Esperamos que les guste. Nosotros confiamos mucho en lo que hacemos y lo que más nos importa es que vean cómo funciona el proyecto como en su punto más alto, que es tocar en vivo. No hay otra cosa que disfrutemos más que estar en vivo, que estar aquí en Colombia; para nosotros eso ya es suficiente.

JC: Sí, ya queremos tocar y darle con toda. Que ustedes vean cómo es El Toro en vivo.

AP: Además de eso no dudamos del talento que tienen todas las bandas con las que compartiremos en cada una de las fechas del tour, porque te das cuenta que en otros lugares hay gente como tú haciendo cosas igual de chidas. De este viaje esperamos que siga el buen ambiente en todas las ciudades. Estamos ansiosos de poder conocerlos a todos y poder compartir con ellos esto que hacemos, esta buena vibra que tenemos para regalarles.

EI: Nosotros esperamos lo mismo, amigos. Nos alegra muchísimo tenerlos en casa y les deseamos lo mejor de aquí en adelante. Colombia siempre será su casa, acá bienvenidos todas las veces que quieran.

ET: Muchas gracias a ustedes por brindarnos este espacio.

 

 

 

email