Entrevistas

Entrevista — François Peglau: Quiero hacer mi propia música. Si a nadie le gusta, me importa un bledo


Por: Pablo Chilito

Antes de su presentación en el Festival Yavería, tuvimos la oportunidad de ser los primeros en hablar con el músico peruano François Peglau.

Su música es una mezcla de sonidos que abarcan el reggae, el pop, los sonidos latinoamericanos y el surf. Para quien lo escucha puede resultar toda una travesía, pues sus dos discos son un viaje alrededor del mundo en el que François ha creado. Es a partir de sus viajes, de sus experiencias, de su vida misma que conocemos a este artista. Cada una de sus canciones suena diferente, y eso es lo que lo hace atractivo al público.

Con dos discos de estudio (‘The Imminent Failure of Francois Peglau – 2011’ y ‘La Crisis del Segundo Disco’ – 2013), este sábado tendremos la oportunidad de darle la bienvenida a uno de los artistas más importantes dentro de la escena independiente peruana. Por eso les traemos esta entrevista, para que lo conozcan y se animen a acompañarnos. Les prometemos que no se arrepentirán.

EI: ¡Hola François! ¿Cómo estás?

FP: Bien bien, hace un par de horas que llegamos acá a Bogotá (risas).

EI: Nos alegra mucho tenerte en nuestro país, ¿ya nos habías visitado antes?

FP: Ya había estado acá, pero por un día. Fue un viaje superrápido hace años, así que esta es mi primera vez en la ciudad; la que te cuento es porque estaba de paso entre Estados Unidos y Perú.

EI: Aprovecha todo el tiempo que estés acá en la ciudad, hay varios sitios que puedes conocer, museos para visitar, recorridos turísticos… En verdad es bueno saber que nos visitas

FP: Muchas gracias, trataré de aprovechar mi primera vez acá. Como dice Arjona: también es mi primera vez (risas).

EI: Hablemos de tu música, cuéntanos acerca de tus inicios, ¿cómo nació todo?

FP: Bueno, yo empecé en una banda que tocaba ska y música tropical, se llamaba ‘El Ghetto’. Después que ese proyecto se acabó,  con Pipe Villarán decidimos formar otro proyecto que se llamó ‘Los Fuckin’ Sombreros’. Con los Fuckin’ sacamos tres discos en Perú, y nos fue muy bien. Pero, después de un tiempo comenzamos a pelear con Felipe, y ahí fue cuando decidí irme a vivir afuera, conocer el mundo, tener una experiencia lejos de casa. Me salió una oportunidad de irme a estudiar a Inglaterra y sin mucho plan, ni nada, surgió también este proyecto solista.

Tenía muchas ganas de hacer música, pero no tenía con quién hacerla, así que simplemente le puse mi nombre al proyecto; después fue cuando nació el primer disco (The Imminent Failure of Francois Peglau – 2011), y el nombre que lleva siempre me ha hecho pensar: pucha, por qué no lo llamé de otra manera (risas). Y bueno, de ahí es que viene François Peglau y ‘El Inminente Fracaso’.

EI: Antes de hablar sobre tu proyecto en solista, comencemos charlando un poco sobre Los Fuckin’. En el momento en que ustedes todavía eran banda, ¿Cómo estaba la escena peruana de ese momento? Quiero decir, ¿si era igual de ‘fuerte’ a como es ahora?

FP: En ese momento, justo cuando estábamos Los Fuckin’, la escena se creció un montón. Los festivales comenzaron a surgir, y nosotros aprovechamos esa ola; gracias a eso es que logramos tanta popularidad con el segundo y tercer disco de la banda, en especial el tercero que fue una locura.

Ese tercer disco salió para cuando nos estábamos separando, y no sé si es que la gente se enteró o qué pasó, pero eso provocó una suerte de boom a pesar de ya tener su sentencia de muerte.

Para mí Los Fuckin’ fueron un colegio. Fue donde yo aprendí a armar una banda y a componer. Yo venía de ‘El Ghetto’ donde era primera guitarra, pero no cantaba. Las cosas en mi segunda banda resultaron en una mezcla rara porque Pipe quería hacer hardrock y yo música tropical, así que decidimos hacer rock. Pero con el tiempo las cosas se fueron acabando de a poco y decidimos terminar todo. Para mí fue muy bueno estar ahí, pero quería hacer nuevas cosas.

EI:  Ya que nombras ese estilo tropical, lo podemos notar mucho en tus discos, ¿de dónde viene ese tipo de sonido?

FP: Eso surgió durante el tiempo que estuve en Inglaterra. Uno lo piensa como: Inglaterra es la catedral del rock y me iré por ese camino. Pero fui y el rock no me pegó, entonces me conecté con otro tipo de música como el reggae, calypso, música caribeña, electrónica, música africana… Como que quise experimentar con otro tipo de cosas y eso construyó un poco este proyecto solista. Además de que también recibí las influencias de la música mexicana y del Perú, en especial las de Perú que eran mis raíces llamándome a crear desde ellas.

EI: Inglaterra, dentro de tu carrera, es sinónimo de exilio. ¿Cómo fue dar ese paso?; ¿por qué lo llamaste de esa manera?

FP: Llega un momento en el que te tienes que ir para darte cuenta cuál es tu casa, ¿no? Entonces llegas a un lugar nuevo y te divides, ya no estás en casa. Fue un proceso complicado, me causó terror…pero, después de un tiempo, ese lugar te recibe y te hace sentir más cómodo.

Te fuiste, pero cuando volviste te diste cuenta que siempre quisiste estar en otro lado. Y es eso de me quedo o me regreso. Constantemente estás pensando de esa manera. Es una experiencia personal que te mueve en todos los aspectos de tu vida, los favorece.

EI: Podemos decir que favoreció tu música.

FP: Musicalmente yo creo que sí, porque la música que estoy haciendo en este momento no sería posible si no me hubiera ido. Cuando estás en tu casa vives dentro de una burbuja y te la pasas pensando en cómo será conocer eso que hay afuera; entonces llega el momento de salir y te das cuenta que hay de todo, que existen nuevas maneras de ver el mundo.

A mí ese reconocimiento de la verdad, esa manera de ver el mundo nuevo, me ayudó mucho durante mi proceso de creación. Empecé a tomar influencias de todo lado y dije: al carajo, quiero hacer mi propia música y voy a hacer lo que me provoque; si a nadie le gusta, me importa un bledo. Si las cosas han de ser un fracaso, entonces que sean un excelente fracaso (risas).

EI: Ahí es donde nace ‘The Imminent Failure’.

FP: Sí, surgió en el momento en que estaba grabando esos primeros demos y los subía a Internet. Me acuerdo que una vez alguien me escribi: pucha, está mala onda, fracasarás como siempre. Y me pareció muy divertido. Tomé ese comentario y decidí usarlo a favor, entonces dije: todo es un fracaso (risas).

De ahí viene que mi productora se llame ‘Fracaso Producciones’; o que los vídeos de la banda los hiciéramos con nada, con un presupuesto bajo. Ahí comenzamos a pensar en que el do it yourself era lo que realmente valía la pena.

EI: ¿Crees que el éxito que tuvo ese disco fue gracias a que la gente ya te conocía por Los Fuckin’ o porque querían darte la oportunidad de mostrarles algo nuevo?

FP: Yo creo que la mayoría del público lo acogió de esa manera porque era algo nuevo, ¿no? De los Fuckin’ se pegaron algunas personas a este nuevo proyecto, pero la verdad es que gran parte de los seguidores son nuevos. Porque claro, la forma en que lo movimos ayudó a que tuviéramos tanto éxito en países como España, Argentina, Chile, Colombia; eso ayudó a que este proyecto fuera creciendo cada vez más. Al principio yo era como una suerte de gitano que viajaba por el mundo con su guitarra y no tenía una banda estable. Ahora que recién me mudé a Lima, por la familia, decidí cambiar eso y tener una banda.

En este momento el proyecto está completo, te das cuenta que las cosas cambian y que el sonido de la música puede llegar a ser diferente. Eso es lo que estamos tratando de hacer para el nuevo disco, que ya estamos grabando y, si tenemos suerte, lo lanzamos pronto.

EI: De esa ‘suerte de gitano’ te llenaste de muchas experiencias y buenos momentos, ¿crees que de ahí vino toda la influencia para componer de nuevo y poder lanzar lo que fue tu segundo disco?

FP: Sí. Mira, durante el 2011 y el 2013, viajé mucho a México y me conecté de nuevo con Latinoamérica, eso por un lado; por el otro es que tuve un hijo, y dado que mi estudio está en casa, muchas canciones las tenía que grabar calladito porque sino lo despertaba (risas). Por eso es que te encuentras con canciones suaves y lentas, y otras cargadas de muchos ritmos.

Por otro lado también está toda esa influencia que recibí del mundo a través de mis viajes. Por eso canciones como Dubai, o algunas llenas de sonidos que te pueden sonar como de Tailandia (risas).

EI: Quiero preguntarte dos cosas que me parecen importantes dentro de tu labor como músico. Por un lado, está la filosofía del DIY y por el otro la distribución gratuita de la música.

FP: Bueno, con respecto a lo primero yo creo que todos los proyectos que están surgiendo tienen que hacerlo bajo la estética del hazlo tú mismo, como que allí encuentras algo bien bonito en todo ese proceso orgánico que tiene detrás. Te das cuenta que, si las cosas son sinceras, de esa manera puedes conocer al artista y entender un poco todo lo que quiere hacer con su música.

Y bueno, la distribución gratuita de la música es algo contra lo que no puedes pelear, no tiene sentido hacerlo… Yo creo que ahora la música la tienes que regalar para darle difusión, es casi como el agua, abres el caño y la tienes por montones Si te das cuenta, todos los servicios de distribución (Spotify, Apple Music, Bandacamp) te dan la oportunidad de tener lo que quieres cuando lo quieres y ya está, la gente se suscribe y tiene la posibilidad de acceder a todo. Es eso (risas).

Sabes que tu música ha tenido alcance cuando tienes la oportunidad de mostrarla en vivo, en ese momento te das cuenta que hiciste las cosas bien y que la gente te conoce, o te está conociendo. Es bonito eso.

EI: Ahí entramos a hablar del Yavería, por todo ese tema de alcance que puede llegar a tener un artista. Gracias a ‘La Crisis del Segundo Disco’ (2013) es que hoy te tenemos acá.

FP: Podemos decir que sí (risas), aunque ya esté en sus últimos días por lo que pronto tendremos grabado todo el tercer disco y ese será el nuevo material. Es bacán porque en ese nuevo álbum ya no estoy yo solo, sino que está la Isla Fracaso, entonces suena diferente. Y ya no haremos lo de grabar y lanzar las canciones, sino que haremos que la gente espere (risas). En algún momento tienes que romper tus propias reglas, y eso es lo que queremos hacer con este nuevo material.

Hablando ya propiamente del festival me gusta que sea autogestionado. Me parece increíble que comenzó con dos personas que querían hacer un festival y seis años después lo convirtieron en una plataforma grande donde se da espacio para artistas de todos lados; es increíble que lo hagan con amor y con gusto. Ese tipo de cosas me alegra, porque te dan la oportunidad de acercarte a las personas.

EI: Algo que me parece importante, ya que nombras la ‘oportunidad de acercarte a nuevos públicos’, es el hecho de que acá en Colombia la gente no te conoce y el sábado tendrán la oportunidad de verte y decir si les gusta o no el proyecto; pero, afuera, en tu país, y en otras partes de Latinoamérica, eres un músico reconocido que ha tenido el chance de poder ser telonero de grandes grupos como Blur. ¿Cómo te sientes frente a ese ‘cambio’?

FP: (Risas) Bueno, con los años te das cuenta que eso que nombras es un gaje del oficio, ¿no? Un día puedes tocar frente a un público chiquitito y al otro día frente a 1000 personas o más, son cosas que entiendes y lo tomas con mucha normalidad. Tu obligación como músico es tocar ante el público que se te presente, tienes que darte al público, tratar de que la gente se acerque a tu propuesta, que puedas coquetear con ellos y aunque sea poder saludarlos por su nombre.

EI: Es bonito eso que dices, porque casi que de eso se trata todo esto…la gente viene es a conocerte, a llevarse una buena experiencia de tu música, de François Peglau como persona. Ese tipo de cosas crean más conexión con el público y vuelven todo algo mucho más íntimo.

FP: Así es, por eso estoy muy feliz de estar acá en Colombia para el festival (risas).

EI: ¿Qué podemos esperar del show que darás el sábado en Casa 9-69?

FP: Vamos a tocar varios temas de los dos primeros discos, pero en versiones que han ido cambiando con el tiempo. Pero también vamos a estrenar tres o cuatro temas de lo que será el nuevo álbum, vamos a mostrarles ese nuevo material que es melódico-fiestero con letras tristes (risas).

Además de que con la Fracaso Band somos más personas, siete, y entre esas tenemos dos que tocan los vientos. Es algo así como una bonita sorpresa lo que tenemos preparado para el sábado.

EI: Antes de terminar, quiero hacerte una pregunta que nunca puede faltar durante una entrevista a un artista latinoamericano. ¿Cómo ves la escena en este momento?; ¿crees que es sólida y nos representa en el mundo con grupos específicos o quizá le hace falta algo para que pueda llegar a tener ese tipo de ‘grandeza’?

FP: Yo creo que de diez años para acá la escena latinoamericana se ha crecido un montón. Si te das cuenta ahora existen muchos festivales que le abren las puertas a artistas de la región, entre esos están el Vive Latino (México), Estéreo Picnic y Hermoso Ruido (Colombia), Selvamonos (Perú)…se ha ido creando un circuito que les permite a los artistas darse a conocer. Por nombrar algunos: Bomba Estéreo, Monsieur Periné, Systema Solar, Dengue Dengue, Animal Chuki.

Todos los países se están tomando en serio esto de llevar la música a otros lados para que podamos alimentar las necesidades sonoras de nuestro continente.

EI: Leí que llega un punto en el que no quieres hablar más de música, porque te cansa. Así que te hago una pregunta relacionada a la política, ¿qué piensas del proceso de paz que se llevó a cabo acá en Colombia?

FP: Yo creo que, a diferencia de lo que dice el expresidente Uribe, es un paso superpositivo. Nada puede salir perfecto a la primera, pero la reconciliación es lo mejor. Pucha, la negociación siempre es la salida, y yo creo que es mejor hacer las paces que seguir desangrándonos. La gente ya quiere cerrar el capítulo y moverse, me parece que está bien eso.

EI: Para terminar, invita a todos los lectores de esta entrevista a tu concierto.

FP: Amigos de Bogotá, si quieren tener la experiencia François Peglau y La Fracaso Band no se pierdan el bandón. Estamos dando un show bien divertido, esperamos que les guste tanto como les ha gustado la música del disco. Trataremos de darles un concierto inolvidable. Un abrazo.

EI: François, muchas gracias por darnos este espacio. Nos vemos pronto.

FP: A ustedes, amigos.

 

email