Sonidos Nuevos

Entrevista – Tripulación de Osos: “El rock no es algo que a la gente no le interese escuchar, sino que no le interesa tocar”


Por: Joseph Llano
Mientras la ciudad se prepara este miércoles 14 de Diciembre para dormir, descansar para acudir a un día más de trabajo, en un rincón nocturno de fiesta estarán en vivo cerrando un ciclo más de su historia musical, una de las bandas abanderadas del nuevo movimiento nacional, LosPetitFellas se despide de “Historias Mínimas” en un final abierto, acompañado de amigos, hechos durante ese camino de éxito que los ha visto girar, poner toda su energía en varias horas de escenarios alrededor de distintos territorios.

Precisamente una de esas bandas que se encuentra en Bogotá como parte de las causalidades de la música es Tripulación de Osos, un cuarteto ecuatoriano que por primera vez pisa la ciudad en un intercambio de experiencias musicales que los pondrá a tocar el día en que sus amigos se despidan de su primer disco. Emocionados de tener esta oportunidad, llegan con un despliegue de energía dispuesto a disparar los lobos que existen dentro de cada uno, con riffs de guitarra, letras que han sido destacadas dentro del espectro latinoamericano y mucha sinceridad, Armando vibrará con las canciones que componen su primer disco “Robormiga”. Tuvimos la oportunidad de conversar con Juan Bustamante Mauro Samaniego, guitarristas y vocales de la banda, les preguntamos un poco por la escena latinoamericana, la ecuatoriana y la colombiana, esto nos contaron.

JL: ¿Qué los trae por Bogotá?

MS: En Bogotá venimos a tocar un show en Armando Records este miércoles 14 con LosPetitFellas.

JB: La música nos lleva a lugares y este es uno de ellos.

JL: Antes de Bogotá ¿Vienen directamente de Quito?

JB: Sí, nosotros somos una banda radicada en Quito, Ecuador, nuestro disco salió a mediados del 2015 y ya es como un año y medio, y durante ese tiempo hemos tocado en todas las ciudades principales del Ecuador, un par de ciudades con un público que hemos ido descubriendo poco a poco. Podemos decir que somos una banda de Quito, pero a raíz de todo lo que ha pasado hemos estado en Guayaquil, en Cuenca, en varios festivales promocionando estas canciones, este disco que se llama “Robormiga” es nuestro primer disco.

JL: ¿Han tenido la oportunidad de estar en otros países?

MS: Este es el primer país que visitamos, la primera vez que salimos de Ecuador.

JL: ¿Qué se siente salir finalmente de Ecuador a empezar a dar esos primeros pasos de salir al mundo a tocar?

JB: ¡Es hermoso! Porque ya había pasado un buen tiempo desde que salió el primer disco, que cerrar todo esto con nuestra primera presentación internacional es gratificante, estamos tratando no sólo de quedarnos en el medio ecuatoriano, sino también de abrir las fronteras, los distintos canales que tenemos, tratar de llevar nuestra música a Colombia o a Perú, donde no hemos ido, pero planeamos ir, es importante para nosotros porque es el siguiente paso más allá de las fronteras de nuestro país.

JL: ¿Cómo se sienten en este momento histórico del despertar musical Latinoamericano?

MS: Es bacán, porque estamos haciendo un género que se ha perdido en los últimos años, estamos haciendo rock de la manera más cruda que podemos, somos una formación de dos guitarras, bajo y batería, es increíble poder traer este tipo de sonoridades que parecen ser un poco pasadas, pero ponerlas en un contexto moderno, lo bueno es que estamos haciendo música en español y cada vez van naciendo nuevos géneros, son cosas nuevas, igual hacer rock en español no es algo nuevo, pero no sentimos que nos estamos repitiendo de alguna forma, entonces es una propuesta refrescante y diferente, está súper mezclarnos con bandas de diferentes países y darnos cuenta que tenemos un sonido latinoaméricano, por más que hagamos rock u otros algo más tropical o electrónico.

JB: Sí lo hemos sentido últimamente, no sé si es por los medios que existen o internet, o lo que sea que lo dé, ahora tú que eres colombiano conoces bandas de Perú, y yo que soy ecuatoriano conozco bandas de Argentina o de México, es gratificante y emocionante saber que somos parte de esta época en la que están empezando a internacionalizarse un montón de cosas.

JL: ¿Cómo sienten la escena independiente en Ecuador y qué podrían aprender de lo que está sucediendo en la misma materia en Colombia?

JB: La escena independiente de Ecuador es muy rica, a pesar de que seamos un país pequeño geográficamente, hay un montón de propuestas, un montón de talento, ahora están pasando cosas que hace 15 o 20 años eran imposibles, en cuanto a profesionalismo. A esta escena lo que le falta es una industria que sea masiva o más comunicación al respecto, pero el talento está y siempre ha estado. Ahora estamos llegando al punto en el que el techo no es tocar en el festival más importante de Ecuador, el techo está más allá de lo que vemos y puede ser tocar internacionalmente, en Argentina o en México por ejemplo.

Respecto a la escena musical en Colombia, nos llevan años de experiencia, tanto los sonidistas, como los músicos, o los stage crew manager, se pueden aprender un montón de cosas, más cuando somos vecinos, incluso cuando vienes a tocar, aprendes cosas que en mi país no.

JL: Como banda de rock ¿Cuáles sienten que son los retos que tienen en un contexto como en el que se encuentran?

MS: Bueno un reto es luchar con la tendencia de cómo hacer música ahora, porque actualmente la industria te pide ciertos parámetros a cumplir, si es que eres una banda de Latinoamérica, los festivales del mundo vienen a buscar música exótica, música de baile, y nosotros si sentimos que esto es algo que no debemos dejar que nos moleste creativamente, porque a la final eso está bien, pero también el hecho de que nosotros hagamos un género que se ha escuchado antes, nos hace preguntar de alguna manera, de si será que a la gente le interesa escuchar esto. Pero ese es el punto que no debería importar mucho, si tienes una propuesta fuerte y tienes algo que decir, las cosas siempre van a ser vigentes.

JB: Es nadar un poco contracorriente, hay muchas cosas que están de moda, algunas de ellas están buenas, yo no discrimino en ese sentido, musical o de géneros, pero nosotros tratamos de mantenerlo súper sincero, que la música sea la que queremos hacer y la que queremos tocar. Si seguimos siendo sinceros con nosotros mismos, tocando la música que queremos tocar, también la música nos llevará a los lugares donde tenemos que estar.

MS: Muchas veces cuando haces algo muy diferente y que nadie más está haciendo, no es necesariamente algo malo, que ya no estés en la tendencia. Es algo que la gente está esperando escuchar y nadie más lo está haciendo, yo creo que a la gente le gusta el rock, el hecho de que no haya mucho, no significa que a la gente no le interese escuchar, sino que a la gente no le interesa tocar.

Nosotros no pensamos mucho en eso, hacemos la música que queremos hacer y por eso estamos precisamente acá, porque para una banda ecuatoriana salir si representa mucho en su carrera, generalmente una banda ecuatoriana no piensa en salir sin haber cumplido varias cosas en su país, por eso estamos orgullosos de lo que hemos logrado ahora, las cosas se dan bastante natural.

[/vc_column_text]

JL: Si pudieran recomendarle al público de Escena Indie, artistas ecuatorianos para escuchar ¿Cuáles nombres se les viene a la cabeza?

JB: Bueno, Nicola CruzPaola NavarreteDa PawnLes Petite BâtardsEl General VillamilMorfeo.

JL: Bandas de Colombia que se llevarían para recomendarles a su público y personas cercanas

MS: Cuando yo vine hace poco con mi primera banda, con Da Pawn al Hermoso Ruido y una banda, la banda que yo recomendé allá, cuando la gente me decía: “Ah y ¿Qué escuchaste allá?” la banda que decía era LosPetitFellas, igual es un gusto venir a tocar con ellos, también TELEBIT, nos hemos hecho muy buenos amigos de ellos.

JB: Hay una banda que se llama The Kitsch, está buenazo, tuve la oportunidad de verlos aquí en Bogotá. También hay cosas como Aterciopelados.

JL: ¿Qué va a ver el público que los vea en Armando Records?

MS: Un show bastante energético, gente tocando música, a mí me llama la atención eso, porque ahora estamos muy acostumbrados a ver a gente tocando consecuencias y en realidad, nuestra banda es bastante cruda y convencional, ya que hemos pasado muchas horas tocando, componiendo y eso es lo que nos mueve, a la gente siempre le va a gustar a una banda tocando bien.

JB: Riffs pesados, melodías que oscilan entre la espina dorsal del rock, nos volvemos otros en el escenario, con ese contagio, la gente puede dejar todos sus problemas atrás, saltar, hacer mosh (pogo) es más que nada música en un despliegue controlado, por ahora, pero en cualquier momento se puede salir de control.

Su disco está en las principales plataformas de streaming, así que no dejen de darle una escuchada:

email