La noche se tiñó de rojo – Russian Red en Bogotá

Por: Juan Pablo Sandoval  

Fotografía: Sebastián Barragán 

El cielo bogotano se ha caracterizado por presentar una amalgama de colores que probablemente ningún otro lugar pueda igualar; atardeceres rosados, amaneceres violetas, tardes ocres y noches celestes sacadas de lienzos del más esquizofrénico pintor impresionista. La noche del martes se tiñó de rojo pintalabios, mientras en Armando Records, Lourdes Hernández, más conocida como Russian Red, trazaba pincelazos cargados de este sensual color al trasponer los acordes en su guitarra, llenando cada esquina de la ciudad de una inocencia erótica, sincera y enamorada que inundó el alma de cada uno de los asistentes a esa velada.

Laura y la máquina de escribir. Foto: Sebastián Barragán

La cochera de Armando comenzó a llenarse temprano a pesar de ser una noche entre semana, donde varios pobres mortales debían ir a trabajar al otro día. Sin embargo, el público de todas las edades, géneros, gustos y vestimentas comenzó a inundar el recinto acompañados de varios Gin & Tonic, unas cuantas pizzas, y una que otra cerveza. Alrededor de las 9:00 pm, la encargada de ir calentando la velada, fue Laura Torres con su proyecto Laura y la Máquina de Escribir, donde la bogotana de 28 años, quien lanzó su primer disco “Laberinto” en el 2013 producido por el kinestésico Appur Krishnan, enamoró a más de uno con su melodiosa voz y música de ensueño cargada de una fuerte lírica poética compuesta por esta estudiante de literatura que decidió cumplir su sueño estudiando en el Musician Institute de Los Angeles. Acompañada de un Cello, piano y un ukulele, esta joven bogotana nos deleitó e incitó a querer más, a esperar pacientemente, mientras veíamos como pasaban las horas y continuaba llegando gente preocupada pensando que se habían perdido el acto principal, desesperados todos hasta cuando a las 10:30 pm un ensueño hecha persona, acompaña de una banda completa, descendió majestuosamente al escenario, cegando con su particular y única belleza a todos aquellos que moríamos por oír  y ver a esta madrileña de 29 años.

Russian Red. Foto: Sebastián Barragán

Con un setlist enfocado en su más reciente álbum “Agent Cooper” del cual se pudieron escuchar canciones como “Anthony”, “John Michael” y “Casper”, Russian Red nos llevó de la mano por toda su discografía, en un formato más maduro, sincero, concreto e íntimo al ritmo de “Cigarrettes” y “They Don’t Believe” de su “ I Love Your Glasses”, junto con una  interpretación única de “I Hate You But I Love You” que generó una que otra lagrima entre sus asistentes, para luego canalizar su Nancy Sinatra interna en una introducción majestuosa a uno de sus más grandes éxitos “Fuerteventura” que resonó con una fuerza y originalidad que comprobó la versatilidad y talento de esta joven artista, quien intentó después engañarnos con un cover de “Bitch” de Meredith Brooks haciéndonos creer que es una persona ruda, pero algo en ella: su sonrisa, su voz, su forma de hablar y la inocencia y sinceridad de su música, no logra quitar de nuestros corazones esta ternura y amor que genera esta joven artista quien después de más de 1 hora de llenar la terraza con sus sonidos, beso con ese rojo pintalabios nuestra ciudad y nuestras almas, porque todos en la vida necesitamos sentir esos labios en los nuestros, que por una noche nos hacen olvidarnos de todo y despertar al día siguiente queriendo devolver el tiempo para volver a oír a Russian Red.

Russian Red. Foto: Sebastián Barragán.

Russian Red. Foto: Sebastián Barragán.

Russian Red. Foto: Sebastián Barragán.

Russian Red.Foto: Sebastián Barragán

Russian Red.Foto: Sebastián Barragán

 

 

 

email