Lanzamiento ‘Regular’ — Árbol de Ojos

Texto por: Linda Castellanos

Fotos por: Cindy Palacio

La primera vez que escuché Árbol de Ojos habrá sido ya hace un año – casualmente – en el Armando Music Hall durante el Festival Hermoso Ruido. Nunca antes había escuchado hablar de ellos y mucho menos siquiera alguna de sus canciones. Lo único que supe desde ese momento es que mi gusto por ellos crecería cada día.

He tenido la oportunidad de verlos tres veces en vivo, y cada una de estas he reiterado por qué me gustan tanto: su innovación y creatividad musical ha alcanzado un sonido propio que más allá de la crudeza lírica, logra experimentar con las distorsiones más frenéticas del punk y el rockabilly hasta llegar a las melodías más pesadas y urbanas del rock clásico. Árbol de Ojos logró un sonido orgánico que capturara la esencia pura del grupo y lo mezcla con una psicodelia capaz de atrapar al público en cada una de sus presentaciones.

El jueves en la noche, mientras esperábamos a que terminaran de llegar todos los invitados y asistentes al lanzamiento de ‘Regular’, pudimos notar en los rostros de las personas la emoción y curiosidad por saber cuál sería la sorpresa esa noche por parte de la banda.

El show inició a las 11:20 p.m. y el Music Hall retumbó con euforia. En tarima pudimos ver como David Ángel (bajista), David Ospina (guitarrista), Marco Bonilla (batería), Camilo Maldonado (vocalista) y Camilo Rengifo (guitarra) inundaron el aire con un estilo único e inconfundible. Con los temas incluidos en su álbum de lanzamiento Regular y otros cuantos, de su anterior trabajo Zorro, Árbol de Ojos amenizó la noche y nos demostró una vez por más por qué son una banda imprescindible en la escena nacional actual.

A lo largo de la noche la agrupación bogotana ofreció una experiencia en vivo que nos recuerda que no se necesita más que energía y buena onda para hacer disfrutar al público con su presentación. Nadie podía apartar la mirada del escenario. Con sus constantes saltos y movimientos, Camilo nos atrapó, nos hizo bailar, disfrutar y cantar cada una de sus canciones. Además de sus letras directas y reales, que sin pretensiones o metáforas innecesarias nos hicieron gozar durante toda la noche.

Con este álbum, Árbol de Ojos nos demuestra que Regular es un disco que. lejos de ser una reunión de canciones sueltas, se constituye como un repertorio en el que es notable la necesidad de la banda por ser más orgánicos en su producción y mostrarse tal como son, sin efectos o adornos de por medio. Un álbum completo, cargado de emociones, de experiencias “regulares” y cotidianas, delicioso de escuchar.

No queda más sino agradecer a este grupo de jóvenes por lograr llenar las expectativas de los asistentes, por brindarnos una maravillosa noche llena de delicioso rock, por hacernos bailar de forma descontrolada al ritmo de las crudas y sensatas letras que acompañan sus canciones. Esperamos poder verlos nuevamente en vivo y así asombrarnos una vez más.

 

email