OMOH: los nuevos sonidos de la casa

Entrevista por: Pablo Chilito

Fotos por:
Cine Tonalá: Ómar Javier Umaña
RPM Records: Carolina Leal

Una banda llena de talento, de carisma y mucha alegría; así es OMOH. Una de las nuevas bandas colombianas que, aunque a muy pocos les suene, ya han comenzado a tomar vuelo con su primer EP titulado St. Clara. Después de su presentación en RPM Records, quisimos conocer más acerca de este proyecto tan desconocido para algunos y tan conocido para otros.

St. Clara es su primer lanzamiento, compuesto por 5 canciones, tiene sonidos que nos llevan desde la alegría hasta la melancolía. Sonidos que transportan y que nos muestran la belleza de las nuevas bandas que están comenzando a hacerse conocer. (Puedes escuchar su EP al final de esta nota)

Mientras tomábamos un café con ellos, nos sentamos a hablar de su música, de sus vidas y de todo lo que viene por delante con la banda. Además de recomendarnos música y contarnos a cuáles de sus influencias musicales han visto en vivo. Les hicimos la entrevista a Sara y Andrés, esto fue lo que nos contaron:

EI: Estoy con OMOH, son una de las nuevas bandas colombianas. ¿Cuánto llevan con el proyecto?

Sa: El proyecto lo empezamos hace un año, pero sacamos nuestro primer EP hace tres meses y lo sacamos el jueves pasado en Cine Tonalá, acá en Bogotá.

EI: ¿Y cómo surgió la banda?

An: Yo conocí a Sara hace muchos años y ella tenía muchas canciones que quería tocar, y nos juntamos porque en algún momento decidimos que tocaba grabarlas. Primero fue a distancia y después yo vine a Bogotá y grabamos voces. Eso es un poco la historia de como empezó todo realmente.

EI: ¿En qué momento decidieron ustedes grabar el EP y decir ‘vamos a lanzarlo’?

An: Realmente fue un proceso de decir ‘hagamos un EP, de cinco canciones’. Una vez las tuvimos como que pensamos bien el momento en que queríamos sacar pero nunca fue nada acelerado y nunca lo hemos hecho ninguna intención. De hecho no pensábamos hacer un concierto de lanzamiento. Yo no vivo en Colombia y era complicado; y una vez lo sacamos, ha tenido buena respuesta, sorprendentemente. Nos han hecho entrevistas de blogs, mucha gente se ha mostrado interesada.

No tenemos redes sociales, no tenemos nada. Realmente fue sacarlo en Bandcamp y a la gente le ha gustado. Eso nos ha mostrado que vale mucho la pena seguir haciéndolo. Porque somos muy felices tocándolo y como que en algún momento cuando lo lanzamos dijimos “Toca hacer un lanzamiento” y acá estamos tocando.

EI: ¿Y en Estados Unidos, tienen algún otro proyecto?

Sa: Yo vivo en Bogotá.

An: Yo trabajo allá como músico, productor y bajista de bandas. Pero proyecto mío, este es el único que tengo.

EI: Con qué bandas has tocado?

An: Aquí en Colombia toqué con mucha gente. Toqué con Esteman, con Sebastián Yepes, con Juan Pablo Vega, Mateo Lewis. Allá ahorita estoy tocando con una niña de Londres que se llama Marina and The Diamonds. Y ahorita empecé y aprendía a producir con este disco.

EI: ¿Y dónde lo grabaron? ¿En qué estudio?

An: En mi casa, en Los Angeles. Las guitarras las grabó Felipe Piedrahita de Balancer en Nueva York. Las baterías las grabamos en Los Angeles en un estudio que se llama Soundset Factory. Las voces las grabamos en la casa de mi papá, en Chia (risas).

EI: Cuando la gente busca su música, ¿no les parece algo gracioso que haya otra banda que también se llama OMOH?

Sa: Sí… De hecho es algo que estamos, en este momento, pensando en solucionar. Porque no sabíamos que lo sacamos que había otra banda con el mismo nombre, y tampoco pensamos inicialmente en cambiarlo porque lo hicimos, como te decía Andrés, sin ninguna expectativa; pero pues ahora que hay gente que lo está escuchando, vale la pena. Estamos considerando cambiar el nombre.

EI: ¿El nombre de dónde surgió?

An: El nombre son varias cosas. Inicialmente queríamos que fuera OMOH con H al principio (HOMO) pero pensamos que era algo irreverente, creo, porque en realidad cuando la gente lo lee en inglés suena como Homo de Homosexual, y no era lo que queríamos. Es más como una cosa primaria humana, Homo sapiens. También como de unidad, como Homogeneidad. Y decidimos, para no ser tan irreverentes, poner la H al final.

EI: ¿Tenían otro nombre en mente?

Sa: Pensamos mucho el nombre, meses, hasta que se nos ocurrió OMOH y nos gustó mucho.

An: Y ahora nos toca cambiarlo (risas). Ahora son más meses.

EI: ¿Y qué han pensado?

An: Estamos en esas ahorita.

Sa: Estábamos pensando en modificar el OMOH, en alguna parte.

An: Para no perder un poquito el poco impulso que hemos tenido. Como que sin querer se ha difundido por varios sitios y gente lo está oyendo, y eso es increíble. No queremos perder un poquito como se primer impulso, porque cambiar el nombre siendo tan desconocidos, que además sólo tenemos una página en Bandcamp. Nadie sabe nuestros nombres. Como que no saben muy bien quiénes somos. No queremos perder lo que hemos hecho, entonces ¿valdría la pena modificarlo? Pero no sé. De pronto sí vale la pena cambiarlo de “totazo”.

OMOH en RPM. Foto: Carolina Leal

OMOH en RPM. Foto: Carolina Leal

EI: ¿Qué les parece la música la música de la otra banda?

Sa: Yo he escuchado muy poquito.

An: Sé que es un dúo de productores franceses. Ellos me escribieron por el tema del nombre.

EI: Con esto de su EP, ¿podemos esperar que haya algo físico? ¿O lo hay?

Sa: No. Yo creo que este EP va a ser digital.

An: Sí, totalmente digital. Si sacamos en algún momento algo físico… No, no sé, no vale la pena pensar en eso. Si en el futuro se presta para hacer unos vinilos lindos, valdría la pena. Pero imprimir vinilos es realmente caro. Esto lo hemos nosotros. Si vale la pena, eventualmente.

Definitivamente queremos grabar más, hacer un disco, es lo que tenemos en mente, un disco completo de ceros.

EI: Me sorprendió al momento que dijeron “Esperamos seguir haciendo más música”. Al instante pensé que no eran de acá o que algo iba a pasar con la banda. Yo quedé encantado con lo que fue la presentación en RPM.

Sa: Gracias.

An: Gracias

Sa: Sí, queremos grabar un disco largo. No habíamos ni siquiera pensado, pero después de, como, haberlo sacado, dijimos como ‘ya’. Estamos convenciéndonos de hacerlo.

An: Además la estamos pasando bien. Yo nunca había tocado música que no fuera mía, y esta es la primera vez que lo estoy haciendo con Sara, y vale mucho la pena. Me gusta mucho. Siempre he tocado música de otras personas y está bien, pero lo estoy disfrutando mucho. Y como te digo, yo vivo en Los Angeles, ella vive acá.

OMOH en Cine Tonalá (Foto vía)

EI: Hablando del disco, ¿el arte de St. Clara, de quién es?

Sa: El arte del disco es de un amigo nuestro que se llama Diego Ayerbe y su compañera se llama Carolina Rodríguez. Los dos son artistas de acá de Bogotá, y lo hicieron entre manual y digitalmente.

EI: ¿Cómo decidieron que esa sería su portada?

Sa: Realmente yo le escribí un párrafo a Diego diciéndole que nos gustaría que tuviera ciertas cosas. Que estuviera basado en el cuerpo humano y en el movimiento y en algunos elementos de la naturaleza. Y Diego hizo una obra de arte hermosa, solamente oyendo la música nuestra y con esas palabras él lo hizo todo.

An: El primer borrador fue lo que quedó. No tocó hacer correcciones, porque es un genio (risas). Sí, es un genio.

Sa: Los dos. Diego y Carolina.

An: Los dos. Diego y Carolina (risas).

EI: De verdad es muy bonita su portada.

Sa: Es hermoso.

An: Es increíble. Cuando él la mandó, yo no lo podía creer.

EI: ¿Qué te inspira para hacer las canciones?

Sa: Todo un poquito. Las de este disco son situaciones muy especificas. Algunas tienen que ver con situaciones dolorosas o tristes, o con sitios muy bonitos, o una relación con alguien que está empezando. En verdad como todo.

EI: Andrés, entonces tú haces la música.

An: Sí. Realmente así ha funcionado. Ella escribe canciones y pensamos un poco qué es lo que queremos y ahí empezamos a trabajar.

EI: Cuando estaban antes de tocar en Tonalá, ¿cómo se sentían?

Sa: Yo estaba demasiado nerviosa (risas). Yo me iba a morir porque yo nunca había tocado en vivo como cantando. Pues yo he hecho teatro, pero nunca he hecho música. Entonces yo estaba muy nerviosa, y esperaba y rezaba que todo saliera bien; porque además no tuvimos mucho tiempo para ensayar, porque la gente de la banda no vive en Bogotá. Pero nos fue muy bien, fue hermoso, fue una muy grata sorpresa.

Además encontramos una banda muy linda para tocar.

EI: ¿Quiénes son?

An: El baterista es un argentino que está radicado acá hace un tiempo. Es el baterista de Monsieur Periné, Alejandro Giuliani. El guitarrista es un amigo nuestro, es de Balancer. El tecladista es un manizalita que se llama Miguel Gómez. Y afortunadamente nos encontramos.

Felipe afortunadamente venía a Bogotá. Alejandro estaba disponible. Fue muy lindo encontrar una banda que se pusiera las pilas. Tuvimos tres ensayos, todo fue un poco como corriendo. Gente muy profesional, le metieron todo el amor del mundo. Estuvo muy chévere eso.

EI: Y el público  ¿cómo los recibió?

Sa: Muy bien. Pues gran parte era nuestra familia y amigos, que estaban muy emocionados, porque además a la mayoría les gustó mucho la música. Porque además a la gente que no nos conocía les gustó y nos recibieron muy bien. Nos dieron mucho afecto al final. Fue muy lindo.

An: Sólo buenas palabras he oído. Seguramente nunca oiré malas palabras a menos que sea un amigo muy amigo mío que sea capaz de hacerlo. Porque eso es lo que pasa, toda la familia y los amigos le van a decir buenas palabras a uno, se siente bien. No es sólo un ‘bien hecho’, sino que sí hemos comunicado algo. No lo esperábamos, porque la pasamos muy bien haciendo el disco, pero nunca pensamos que fuéramos a hacer entrevistas (risas) porque la verdad nos parece un poco surreal, extraño.

EI: Y en RPM, ¿cómo se sintieron?

Sa: Muy bien. Fue un poquito raro porque era como acomodarnos y hacerlo acústico. No tuvimos mucho tiempo de ensayo. A mí RPM me pareció un sitio hermoso. La gente nos recibió súper bien, se sentía todo el momento; todo el mundo estaba muy presente y con una muy buena onda. Entonces a mí me pareció muy bonito.

EI: Eso es lo bonito verlos tocar, se siente más la conexión con la banda.

Sa: Sí, y uno los puede ver. Ver cómo están y si están un poquito desconectados entonces uno se conecta más.

An: Eso pasa mucho en Bogotá. Muchos sitios de tocar son bares y la gente va de fiesta, va en otro plan, van de citas y charlan. Es lindo contar con otros espacios. Tocamos en una sala de cine y la gente se sentó a vernos tocar, la gente no fue a tomar. Si después iban al bar, estaba bien. Pero la gente fue a vernos tocar. Eso es chévere porque uno sabe que la gente está poniendo más atención, y eso es lindo.

omoh-rpm

OMOH en RPM. Foto por Carolina Leal

EI: Fue muy bonito lo que hicieron el sábado.

Sa: Muchas gracias (risas).

An: Gracias. Yo todavía no lo puedo creer. Sí, es muy raro. Ese día mucha gente nos dijo palabras muy bonitas, que le gustó mucho.

Sa: Y eso es lo otro, que hemos tenido la suerte como de que haya ido gente chévere a los tres conciertos que hemos hecho. Como que la gente estaba en una vibra parecida y lo recibieron bien. Eso es una suerte que hemos tenido.

An: Sí, la gente estaba abierta a oír cosas diferentes. Porque en el fondo sé que no es un disco tan fácil de oír a veces, pero es que es muy chévere. Sé que suena un cliché muy terrible, pero hicimos un disco porque sí. Hicimos las cinco canciones como se nos dio la gana, sin pensar en nada. No sé, estar en entrevistas y que la gente le guste (risas). Es muy extraño, es muy muy extraño. Lo sacamos en Bandcamp sin tener nada. No tenemos Spotify, no tenemos nada en iTunes, no tenemos Twitter, Facebook, Instagram, no tenemos nada.

El día que sacamos el disco en Bandcamp, muchas personas nos escribieron para hacernos entrevistas de blogs en Estados Unidos. Todo ha sido muy extraño.

EI: ¿Qué planes tienen para el futuro? ¿Qué han pensado de todo lo que surgió de sus presentaciones acá?

An: Que tenemos que hacer más, definitivamente. ¿Cómo y cuándo? No sé… Mentiras, en Los Angeles. ¿Cuándo? No sé, los dos estamos ocupados con cosas, no tenemos tiempo libre que nos cuadre a los dos hasta dentro de un rato. Yo tengo otros proyectos y trabajo allá entonces no lo sabemos. Ojalá antes de que se acabe el año.

Queremos sacar un sencillo en Septiembre, ¿está bien decir Septiembre?

Sa: Sí.

An: Nos hablaron de Yavería, entonces eso sería en ese mes. No sé, tenemos que cuadrar tiempos.

EI: Sara, ¿tú qué haces?

Sa: Yo soy actriz. Estoy aplicando para dar clases en escuelas de teatro, Estoy haciendo un performance con una artista plástica y buscando personas para hacer mis propios proyectos en teatro.

EI: Pensé que eran bien conocidos, e incluso me los imaginé en grandes festivales de acá

An: (Risas) No, no somos nada conocidos. Este fue nuestro segundo concierto.

Sa: Sí, esta fue la segunda vez que tocamos.

An: Este segundo concierto que fuiste, era la segunda vez que tocábamos en la vida.

Sa: Era la segunda vez que yo tocaba en mi vida. De hecho estaba muy nerviosa ese día.

An: Ojalá que sí se diera eso, yo la pasaría muy bueno. Esperemos a ver.

EI: Bueno, y qué están escuchando últimamente. ¿Qué nos pueden recomendar?

An: Últimamente yo ando escuchando  Mac DeMarco. Mac siempre va a ser el man (risas).

Sa: Yo ando escuchando mucho el último disco de Natalia Lafourcade, Hasta La Raíz y  cosas viejas como Big Bill Broonzy, y ya (risas). El más que todo y algunas cosas de gospel.

An: St. Vincentsiempre.

Sa: St. Vincent y últimamente estoy volviendo a Lykke Li.

EI: ¿Y esas bandas los influencias a ustedes?

An: Seguramente.

Sa: Yo creo que todo lo que uno oye se mezcla cuando uno está tocando.

An. Me acuerdo que cuando estábamos haciendo el disco acababa de salir el disco de Chet Faker y lo oía mucho. St. Vincent también acababa de sacar el Digital Witness y lo oía mucho. Seguramente el drum machine y el beat de Chet me influenció.

EI: ¿Han tenido la oportunidad de verlos en vivo?

An: Sí. A St. Vincent la he visto tres veces este año y a Mac también.

Sa: También. Vi a Natalia hace como año y medio y Big Bill ya se murió, tristemente (risas).

OMOH en Cine Tonalá (Foto vía)

Así suena la propuesta musical de OMOH, escúchela a continuación.

Apoye el talento nacional. Si le gustó lo que escuchó, comparta esta nota

email