Reseña: Foxygen – Hang

Por: Daniel Ospina Follow @themockman

Luego de lanzar su tercer álbum ‘… And Star Power’ en el 2014, Foxygen siguió un camino extraño. Anunció su separación luego de concluir la gira promocional de ese álbum, misma que duró apenas un año. Al parecer eligieron tomarse su tiempo para decidir el paso a seguir luego de semejante esfuerzo, y finalmente han concluido que el paso correcto es grabar ‘Hang’.

Con colaboraciones que incluyen a Stephen Drozd de The Flaming Lips, una orquesta de 40 piezas y varios otros amigos de la banda, ‘Hang’ mostraba al dúo conformado por Sam France y Jonathan Rado desde sus primeros adelantos “America” y “Follow The Leader” como una banda renovada de pies a cabeza. No obstante, hablamos de un grupo que se caracteriza por estar más preocupado de mezclar influencias alocadamente que por seguir un camino concreto. Por mucho que tengan un sello propio a la hora de mezclar todo eso en sus discos, son más de los que miran hacia atrás constantemente para mantener vivos ciertos periodos musicales.

Pero como seguramente también habrán notado si los han escuchado antes (y si no lo han hecho, lo notarán en este disco) también son de esos grupos que en el peor de los casos pueden jugar con fuego, quemarse y de alguna forma salir ganando. En el mejor, bueno… puede salir una discografía tan indispensable como la que han grabado en todos estos años.

Desde la primera canción “Follow The Leader” se nota el giro tan radical que asume el dúo de San Francisco. Sam canta con un tono más dulce, refinado, pero igualmente apasionado mientras los instrumentos de cuerda dominan el panorama por completo. Parecen haber dejado bien lejos la locura alucinógena de sus trabajos anteriores en favor de una inspiración en las incursiones que ha realizado la música pop con orquestas al fondo. En ese caso particular, mirando atentamente lo hecho en el pasado por Marvin Gaye o Stevie Wonder. Le sigue “Avalon” con un tono más alegre en lo que solo podría definir como un dixieland alocado.

En “Mrs. Adams” casi que una obra de teatro cobra vida frente a nuestros ojos. No es Meat Loaf o Queen, pero tiene un poco de ambos. El dramatismo del primero y los patrones melódicos elegantes y a la vez imponentes del segundo. Cuando llega el turno de “America” suben la apuesta y nos tiran easy listening al mejor estilo de los años 40 entrecruzado con jazz, big band y hasta algunos contrapuntos propios de la época renacentista. “On Lankershim” entra directamente en territorio de Elton John y Billy Joel, con la delicadeza que exige la situación, pero también con la confianza de quien puede hacerlo uno de los mejores momentos del álbum.

En “Trauma” vuelve el choque frontal de distintos géneros en una sola pieza. Aunque no tan marcado como en “America”, se nota una sensación de vanguardia y revolución comparable a la de grupos como Love o Sparks. De esos que no temen revivir el vaudeville y ese tipo de cosas en un contexto más o menos actual. “Rise Up” se mete en territorio de Queen sin tanta brillantez como en el resto de temas, pero todavía con la astucia suficiente para finalizar ‘Hang’ como es debido.

¿Tan rápido? Si, olvidé mencionarlo. Son solo ocho canciones.

Comparado con todo su material previo, hay menos guitarras y más orquesta. Como pudieron inspirarse en la Motown, pudieron buscar respuestas en el estilo de Sinatra o Bing Crosby, o bien en el trabajo de Arthur Lee con Love en los años sesenta. Tampoco es difícil establecer símiles con el Bowie que cambió el glam rock por el soul blanco en ‘Young Americans’. Es en definitiva un sancocho de influencias interpretadas en canciones suficientemente sólidas por sí mismas.

Francamente era de los que veía a ‘Hang’ como el álbum donde marcarían su sentencia de muerte por el cambio tan radical en su sonido, y en apariencia a muchos de los seguidores que se ganaron en el pasado les puede molestar bastante este cambio de estilo. Pero también es cierto que existe el “cambiar para bien” y “cambiar para mal”. En lineas generales Foxygen cambió para bien (a pesar de tener algunos puntos bajos) y ha decidido que puede seguir haciendo historia en los tiempos que corren con su retromanía impredecible.

Mi recomendada es “Mrs. Adams”. Sería un desastre intentar rescatar a Meat Loaf en la actualidad, pero Foxygen me hace pensar que tal vez no es tan así.

Aquí va “America”.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.