Soma 2011: Un festival que brillo en la oscuridad

Por: Andrea Jiménez

Fotografía: Fernanda Morales

A mediados de agosto, se anunció el cartel oficial de la segunda edición del festival SOMA, un evento que desde su primera versión mostró ser ambicioso e innovador y que este año no sería la excepción. La visita de bandas como Interpol y Booka Shade llenaron de emoción y expectativa a los amantes de la música alternativa. Meses de espera agobiaron a los fanáticos, pero las semanas fueron apresurando su paso y de improviso llegó aquel 3 de Noviembre que tantos habían aguardado.

Alrededor de las seis de la tarde, la gente se fue acercando al lugar, una amplia y oscura construcción que le daba al evento un toque ‘underground’. Los asistentes fueron recibidos por un letrero multicolor y por varias personas que con trajes de neón, los invitaban a vivir una noche cósmica.

Poco después de ingresar, luego del show de Madame Complot, se presentó Telebit, una banda bogotana que con su energía supo conquistar a muchos de los asistentes que no los conocían. Su sonido es claramente electrorock, pero al comienzo de sus canciones no es muy evidente, ya que los inicios son muy rockeros y con el tiempo van incrementando las dosis electrónicas, jugando con los sintetizadores y sus ecos, hasta tal punto de transformar su show en una fiesta que evoca sonidos de ataris e invasiones alienígenas.

Cerraron con broche de oro interpretando ‘Frecuencia Cero’, una canción de rápidas percusiones tropicales que pusieron a bailar a más de uno, y dejaron a todos con ganas de ver más de su show.
Después de un breve receso amenizado por cortos que se proyectaban en las paredes y canciones bailables como ‘Silvia’ de Miike Snow, llegó una de las bandas nacionales más esperadas de la noche.

Superlitio

Con una introducción de potentes guitarras eléctricas, hizo su aparición Superlitio, que con su presentación condujo a los asistentes por un viaje lleno de sensaciones. Desde el baile caribeño-futurista con ‘Viaje al corazón de la lulada cósmica’, pasando por el romance de ‘Sexo con Amor’ y una versión lenta de ‘Te Lastimé’, siguiendo con la rebeldía de ‘Balas de Sonido’ con la cual llegaron al punto cumbre de su presentación, haciendo que el público cantara al unísono “Tú me llenas de balas, yo te lleno de sonido”, continuando con la alegría de ‘Champetrónica’ en la cual estuvieron acompañados por el artista Obie P, quien le imprimió su toque urbano y que con su actitud motivó a un público ya eufórico.

Los caleños también tocaron éxitos como ‘Lo-Fi’ y ‘Perro como Perro’, canción con la cual terminaron su fabulosa presentación.

Llegó el turno de las bandas internacionales y la primera sería Flight Facilities. Para su show, se instaló una tarima alterna al lado derecho del escenario principal. La plataforma adicional fue iluminada y el dúo australiano hizo su aparición; la gente trataba de encontrar la mejor posición para poderlos ver mientras empezaban a bailar al ritmo de los beats de su primera canción, cuando, sorpresivamente, el sistema de sonido se apagó  Un fuerte estruendo interrumpió la presentación; el tornamesa y algunos equipos habían caído al suelo en un instante.

Lamentablemente, esa noche, Flight Facilities no pudo continuar su show; sin embargo, a pesar de la confusión que sentía el público, con los ánimos intactos y la expectativa creciendo, la fiesta countinuó.

Luego de un corto receso, el esperado trío de Newcastle hizo su aparición. Con un tímido gesto de saludo y una alegría evidente en sus miradas, Polarsets salió al escenario y contagió al publico de su evidente emoción.

Polarsets

Esta talentosa banda logró transmitir toda la inocencia y energía de su música  que diverge constantemente entre ritmos tropicales casi caribeños y toques puramente electrónicos  donde las percusiones son las grandes protagonistas, y que a pesar de su falta de interacción con los asistentes, con su aura de carisma los puso a bailar y disfrutar de sus mejores canciones como ‘Distance’, ‘Morning’ y ‘Sunshine Eyes’ demostrando que, así como la canción de cierre ‘Leave Argentina’, todo su show fue sencillamente, un dulce despertar.

En cuanto terminó Polarsets, un silencio abrumador dominó el escenario. El público expectante ansiaba el momento en que aparecieran en tarima los newyorkinos que desde hacía meses, incluso años, habían deseado ver. Durante la prueba de sonido, amenizada por ‘How Deep is your Love’ de The Rapture, ‘Pogo’ de Digitalism y muchas otras canciones rumberas, gradualmente se fue retomando la energía de la fiesta.

Los mejores momentos llegan de improvisto; y así, precisamente, fue la salida de Interpol. Casi imperceptibles se deslizaron cuatro sombras sobre la tarima, que de inmediato se apoderaron de los instrumentos para tocar sus primeros acordes, sobre los cuales, como surgiendo de un fondo melódico, se empezó a escuchar “Dreams of long life, what safety can you find?”; y asi, con las sublimes tonalidades de ‘Success’, con la euforia del público en su punto máximo, Interpol comenzó su show.

Paul Banks
Luego de esa canción, éxito tras éxito fueron interpretando los newyorkinos y la emoción de los asistentes se disparaba con cada uno de ellos. El éxtasis siguió con la potencia de ‘Say Hello to Angels’ y se prolongó con ‘Narc’, para luego ser calmado por la hermosura de ‘Hands Away’ y retomar toda la energía con su más reciente sencillo ‘Barricade’, canción en la cual, los saltos de algunos, las lágrimas de otros y los gritos de todos no se hicieron esperar; Estos mismos continuarían incesantes durante ‘Rest my Chemestry’ y ‘C’mere’, conformando asì, uno de los tantos momentos cumbres del recital.

“Todos nos bajamos del escnario diciendo que esta ha sido una de nuestras mejores audiencias. Gracias Bogotá!” – Daniel Kessler, guitarrista de Interpol, desde su cuenta oficial de Twitter (@Interpol)

El instante más intimo del concierto estuvo a cargo de la bella canción ‘The New’ que con su suave y armoniosa melodía le dio un aura  tranquila, pero no menos emocionante, a su presentación.
Cuando ya se creía que la emoción no podría ser mayor, continuaron con ‘Evil’, éxito esperado por muchos; que con su maldad melódica  puso a bailar, cantar y saltar con toda energía a los asistentes. Le siguieron ‘Length of love’ y una asombrosa interpretación de ‘Ligths’, donde las voces coreando “That’s why I hold you, That is why I hold you dear” retumbaron el lugar.

El público enloquecido con el show produjo una emoción evidente en los integrantes de la banda, quienes con tímidas sonrisas presentaron la canción “Eso era ‘Lights’ amigos”, dijo con un español perfecto, el vocalista Paul Banks.
Una serie de espectaculares canciones le siguieron ‘The Henrich Manuver’, ‘Take you on a Cruise’, ‘Memory serves’; luego de la cual, llegó el segundo éxtasis de la noche con otro de sus grandes y poderosos èxitos ‘Slow Hands’ cuyas persuciones fueron amplificadas por el sonido de los saltos de un pùblico extasiado, que continuó su euforia desenfrenada con la intensidad rockera de ‘Not Even in Jail’.

Daniel Kessler
Después de una falsa despedida, la banda newyorkina regresó con más energía que nunca para entretener al público con la armonía melancólica de ‘NYC’, seguida de ‘Leif Erikson’, para culminar una sublime presentación con su clàsico ‘Obstacle 1’

En su despedida, Paul Banks afirmó que definitivamente, su banda regresarìa a visitar nuestro país


Interpol abandonó el escenario, despedidos con los aplausos y los gritos enardecidos de los asistentes que los aclamaban con un “Interpol, Interpol” que desde su aparición no cesaría en toda la noche.
La fiesta continuó con un show de acrobacias acompañado de fuegos artificiales, que hacían juego con el ritmo de las canciones de Hot Chip, celebrando la segunda versión de un increíble festival, que a pesar de los pequeños inconvenientes que se tuvieron que sortear, le mostró a los capitalinos como Brillar en la Oscuridad.

Paul Banks Bogotá
Agradecimientos especiales a ABSENT PAPA EVENTS.

Todas las fotos AQUÍ

email