Surcos, Niño Cohete, Da Pawn, Los Hotpants y más en Hermoso Ruido

Por: Linda Castellanos

Fotos por: Laura Dianne

El jueves pasado se llevó a cabo la cuarta edición del tan esperado Festival Hermoso Ruido. Esta edición contó con aliados del nivel del BOmm y la Cámara de Comercio de Bogotá, nombres estratégicos para la realización que contribuyeron con el aumento en el movimiento de bandas para este año; y que generó una mayor cobertura de espacios en la capital donde tuvimos la oportunidad de ver algunos de los actos entre los 50 que el festival ofreció este año.

Como una promesa que todos los años se cumple por parte de los organizadores del festival, el 2016 estuvo sonidos nuevos y refrescantes, entre los cuales les traemos la reseña de algunos para que se antojen la próxima vez que tengan la oportunidad de verlos durante sus shows.

¡Este fue el Hermoso Ruido de Escena Indie!

Surcos (CO)

Desde el 2013 esta banda ha venido escalando de a pocos por el complicado camino que puede llegar a ser la escena emergente. A lo largo de su carrera han dado pasos grandes y pequeños, pero ese camino que han recorrido los ha llevado a posicionarse como uno de los grupos más bonitos que tiene Colombia en este momento. Gracias a Irme a dormir -primer sencillo de su carrera- quedamos totalmente enamorados de su propuesta, y a partir de ese instante sus letras y melodías se convirtieron en parte de nuestros días.

Verlos en vivo durante el festival nos demostró por qué son una de las bandas revelación de la escena actual. Con   su sonido pop/folk, Surcos logró transmitirnos una energía a la que no nos pudimos resistir. Definitivamente, un acto que vale la pena repetir.

Jesse Báez (GU)

Inesperadamente, entre banda y banda, llegamos a la presentación de Jesse Baez (¡Sí, el vocalista de Easy Easy!), quien esta noche nos presentó su trabajo en solitario, temblando, entre nervios y emoción. Con sus sonidos marcados por el R&B y su profunda voz que invita a una atmósfera chilly que a veces (por no decir siempre) es demasiado sensual, amenizó el ambiente lo suficiente como para salir de la presentación queriendo más de lo que vimos. Amor total a su live show, ojalá lo podamos ver nuevamente.

Niño Cohete (CL)

Una de las presentaciones más esperadas por el público en la noche inaugural del Hermoso Ruido fue la de esta banda chilena. Con sus letras llenas de historias y cautivantes melodías, nos presentaron una sólida propuesta, que más allá de su música, resaltó por su estética audiovisual. Toda su presentación estuvo cargada de un ambiente mágico y espiritual. Canción tras canción los asistentes acompañamos a la banda mientras cantábamos lo mejor de su carrera.

La banda, feliz por toda la bienvenida del público, cumplió a cabalidad cada uno de los requisitos musicales que – con emoción – les pedimos. Realmente, fue una de las presentaciones más bonitas de todo el festival. Ya estamos esperando que Niño Cohete regrese al país.

Porter (MX)

Como plato fuerte de la noche, tuvimos la suerte de presenciar la presentación de Porter, una banda mexicana que desde su anuncio nos tenía esperando una gran sorpresa. Con el Music Hall lleno y a la espera de su show, sentimos la euforia de la gente, que entre aplausos y gritos recibieron con emoción a la banda.

La presentación fue increíble desde la primera canción hasta la última. Porter nos deleitó con ritmos experimentales, mezclados con sintetizadores y un poco de sonidos prehispánicos que hicieron un lugar mágico que nos transportó hasta México. La energía de su vocalista en el escenario nos tuvo bailando durante toda la presentación. En definitiva, no nos quedó duda alguna del porqué su aparición en el cartel durante este año.

Una banda fresca, innovadora, llena de psicodelia que esperamos regrese pronto.

Porter  en Hermoso Ruido

Los Pirañas (CO)

Esta banda bogotana realmente ha dado de qué hablar en la escena mundial.

Los Pirañas, es una banda formada por tres grandes músicos con una trayectoria lo suficientemente sólida como para que estuviéramos toda la noche a la espera de su show. Debo decir que esta fue la primera vez que los pude ver.

¿Qué es Los Pirañas? Son cumbia psicodélica, punk tropical, con un toque de folk que alegra corazones, almas y cuerpos. Son una banda divertida, llena de energía y carisma. Para nosotros fueron el cierre perfecto del jueves. Todos bailamos hasta el cansancio, pero quedamos con ganas de más.

Los Hotpants (CO)

Esta banda caleña dio apertura al último día de festival, y lo hizo de una manera increíble. Con su mezcla de indie rock, shoegaze y alternativo, esta banda demostró que el futuro que tienen por delante será prometedor.

Dentro de su repertorio, incluyeron varias canciones de su álbum debut y algunos temas nuevos de lo que será ‘A pesar de los errores todo salió bien’, uno de los discos que acá en Escena Indie esperaremos con ansias gracias al excelente show que la banda ofreció. Sin duda, es una banda que esperamos tener de nuevo en Bogotá, y de no ser posible viajaremos hasta Cali para verlos nuevamente.

Tourista (PE)

Autentico sonido mestizo. Estas tres palabras definen lo que nos presentó esta banda peruana el sábado en Armando Records. Con un poco de pop alternativo, mezclado con rock psicodélico y música tradicional latinoamericana, esta agrupación recupera las raíces tropicales y andinas de la música peruana con un estilo muy propio. Al son de sus ritmos, el Tourista coloreó la noche con sus mágicas melodías y su carisma en escena.

Vilamarea (CO)

De esta banda no conocíamos más que el nombre. Mientras esperábamos el cambio de escenario y el montaje de los equipos para la siguiente banda, comentábamos sin saber – entre amigos -, qué seguiría. “¿Vilamarea?” En verdad no los conocíamos. Sin embargo, al abrirse el telón el estruendo fue inmediato.

En el fondo, las luces, llenas de vida, y ritmo con el sonido cautivante de los sintetizadores, secuenciadores y su estética sonora down tempo crearon un ambiente que realmente generó un impacto en el público. Impresionados, con el live show que estábamos presenciando, vivimos una experiencia diferente, arrolladora. Las palabras no alcanzan para hablar sobre este proyecto innovador, diferente, con una propuesta en vivo demasiado fuerte y un sonido que realmente nos deja antojados de una próxima presentación. Muy recomendada.

Da Pawn (EC)

Más entrada la noche en La Hamburguesería, vimos a la banda ecuatoriana Da Pawn. Con el venue totalmente lleno (lo cual era un muy buen indicio), iniciaron su presentación entre las luces y la aclamación del público.

Las hermosas melodías transformaron el lugar en un ambiente mágico y envolvente, en donde cada sonido nos transportó a lugares llenos de colores y bellas sensaciones. Sus sonidos, son una mezcla que va desde lo indie con tintes experimentales y lo-fi, hasta el folk. Entre otras cosas, logran consolidar una esencia poco común dentro de lo que hemos visto hasta ahora en la escena latinoamericana.

La Crema Paraíso (VE)

Esta banda cuenta con tres integrantes con vasta experiencia musical, que han formado alrededor de los sonidos más exóticos y propios de la región una mezcla que logra transmitir tanta energía en vivo que en ningún momento de la noche el público dejó de bailar. Una verdadera fiesta, llena de sonidos mestizos, música tradicional venezolana, melodías que van desde el jazz, hasta los sonidos latinos, y en su camino fusionan rock, funk y sonidos electrónicos, para lograr una propuesta tan clara y bien versionada que sorprende con su elegancia.

En general, un festival lleno de descubrimientos, que nos deja nostalgia al finalizar, pero nos recuerda una vez más que lo independiente está más que vivo, está creciendo y consolidándose lo suficiente como para que hoy podamos decir que tendremos Hermoso Ruido para rato.

Nota por Guerechuchu:

Una vez terminada la presentación de Niño Cohete y con el alma en éxtasis, ya que es una de mis bandas latinoamericanas favoritas, subí a la terraza para ver a Sunday, proyecto de uno de los miembros de Miami Horror, a quién entrevistamos en este espacio. Para mi sorpresa encontré fiesta. La gente bailaba al ritmo de los sonidos cálidos del australiano. En algunos momentos sentí que estaba en una fiesta en la playa, en otros me transporté a la selva con sonidos más contundentes. Sin duda alguna es un proyecto al que debemos prestarle mucha atención en los próximos meses y años.

Para terminar debo decir que este Hermoso Ruido no solo fue la oportunidad para conocer bandas de todo el mundo,  fue el momento para ver personas con las que comparto el mismo amor a la música, además me recordó el poder que la música tiene para hacernos olvidar la cotidianidad que a veces se aleja de lo que somos y de lo que queremos ser. Hermoso Ruido, es el lugar de las revelaciones.

 

Los invitamos a ver nuestra galería de fotos del Festival Hermoso Ruido.

Parte I / Parte II / Parte III

email