Top 10: Bandas olvidadas del britpop

Por: Daniel Ospina 

Hay muchas ausencias, pero si retratara todas las agrupaciones, tendría que escribir un libro o un glosario que las incluyera todas.

El britpop fue uno de los momentos que definieron los noventa. Y no hablo del Reino Unido solamente. Aunque no lo quieran admitir al otro lado del charco, Estados Unidos con todo y la potencia de su industria fonográfica no pudo resistirse al encanto de Oasis, Blur y The Verve, logrando incluso que bandas gringas como Semisonic que seguían una linea bien emparentada con la del britpop, se hicieran populares en Norteamérica en ese tiempo.

Claro, Internet y uno que otro documental nos enseñó en los últimos tiempos que hubo muchas bandas mas aparte de las mencionadas. Hubo gente como Suede, Pulp, Elastica, Supergrass o Stereophonics que supieron pescar en río revuelto y forjarse un nombre en el Reino Unido a la par que los colosos del genero protagonizaban la dichosa batalla en las listas. Pero aun así, esos son solo los quince primeros minutos de la película.

Porque, si hubo una injusticia cruel con ese movimiento, es la cantidad de bandas tan impresionante que aparecieron, tuvieron éxito moderado o aclamación casi que total de la critica y no consiguieron quedarse en el colectivo de la gente. Al menos de la gente fuera de Inglaterra, pues muchas bien o mal mantuvieron su fanaticada en las islas.

Por eso decidimos hacer una lista con 10 bandas olvidadas de los años dorados del britpop. Algunas lograron forjarse un nombre mas o menos importante hasta la fecha, otras no pasaron la prueba del tiempo. Incluso habrá algunas que seguramente no conocen. Hay muchas ausencias, pero si me pusiera a retratar todas las agrupaciones de ese tiempo, tendría que escribir un libro o un glosario que las incluyera a todas. El chiste es que estas bandas sirvan como introducción para buscar, escarbar y sorprenderse un poco mas con el estado de gracia tan tremendo del Reino Unido en ese tiempo.

1. Super Furry Animals

Arrancamos con la que sin duda es una de las bandas mas atrevidas del periodo britpop. Fichados por Creation Records y compartiendo tablas con Oasis, Primal Scream, Manic Streat Preachers y Teenage Fanclub, rápidamente los liderados por Guff Rhys se hicieron un nombre bastante respetable en medio de la fiebre por Oasis y Blur, principalmente gracias a su debut y obra maestra de 1996, Fuzzy Logic.

De hecho pienso que son el termino medio entre Radiohead y Blur, por la capacidad que tuvieron de incorporar al britpop elementos del power pop de los setenta, neo psicodelia, algo del rock alternativo estadounidense, y mas recientemente música electrónica. Ahora andan en receso, pero hasta Billboard llegó a considerarlos como “una de las bandas mas imaginativas de nuestro tiempo”.

2. The Bluetones

Directos herederos del sonido de The Stone Roses, estos cuatro personajes salieron con propulsión a chorro de Hounslow, en el Gran Londres, a la masividad en toda Inglaterra. Sus tres primeros trabajos alcanzaron el Top 10 de las listas, siendo el primero de ellos, Expecting To Fly, numero uno, disco de platino en 1996 y el álbum que tuvo el honor de sacar a (What’s The Story) Morning Glory? del pedestal.

¿Y como no iba a llegar a la cima si tenia temazos de la talla de “Slight Return”, “If…” o “Bluetonic”? Cada una de las once canciones de ese disco era una oda a la psicodelia con melodías bien cuidadas. Y si bien Mark Morriss tenia cierta tendencia a imitar a Ian Brown de los Roses, tampoco se le puede negar que su voz por si sola tenia atractivo. La banda siguió tocando y grabando hasta 2011, cuando decidieron retirarse.

3. Cast

Si Noel Gallagher te define ante la prensa como “una experiencia religiosa”, mejor que estés listo porque la atención llegará a tu puerta lo quieras o no. Sea justificada o no.

En este caso la encontrarás bien justificada. Liderados por John Power, quien tiempo atrás había sido bajista en otra leyenda como era The La’s, hicieron alquimia pura durante los años dorados del britpop al condensar con una facilidad abrumadora cosas del madchester, la invasión británica (especialmente The Who), la psicodelia y un trabajo en las armonías vocales que resultaba completamente admirable. La atención generada por tocar con Oasis o Elvis Costello hizo que sus dos primeros álbumes All Change y Mother Nature Calls alcanzaran platino, engendrando sencillos que iban por esta linea.

4. Lush

Shoegaze y dream pop al estilo de Cocteau Twins, se hicieron exitosos cuando ese movimiento ya había desaparecido, en medio de la ola britpop y adaptando su estilo mas orientado al punk de bandas como Elastica o Sleeper. En el primer caso consiguieron llamar la atención con su álbum Spooky de 1992 y canciones como “Sweetness And Light”, mientras que en el segundo lograron relevancia con su álbum Lovelife de 1996, en el que incluso colaboró Jarvis Cocker de Pulp en la canción “Ciao”. Lamentablemente el suicidio del baterista Chris Acland puso punto final a su trayectoria.

5. The Boo Radleys

Odiaron la movida britpop, buscaron siempre desmarcarse de ella pero fue inútil. Mucho mas cuando apareció la pegadiza “Wake Up Boo!”. ¿En serio uno podría encuadrarlos en otra cosa escuchando esa canción? Eran demasiado pegadizos para encuadrarlos en otro lugar. Pero resulta que ese factor atractivo de la banda de Merseyside provenía de su fijación con el trabajo de bandas como Dinosaur Jr. o My Bloody Valentine.

Si bien consiguieron aclamación con su segundo trabajo Giant Steps (fue elegido como el segundo mejor álbum de 1993 por el NME detrás del Debut de Bjork) fueron sus siguientes trabajos, Wake Up! y C’mon Kids los que los lanzaron a la masividad en las islas. Siempre valientes a la hora de abordar las canciones desde perspectivas distintas, decidieron separarse en 1999 para dejar de ser encuadrados en un movimiento con el que no se sentían identificados.

6. Echobelly

Junto a Elastica y Sleeper representaron en lado femenino del britpop, que tenia mucho en común con el movimiento riot grrrl de los Estados Unidos. Espíritu punk, muchas guitarras, letras adolescentes y algo de psicosis. En el caso de esta banda, el enfoque era hablar de sexualidad perturbada. Desde Morrissey hasta Madonna, pasando por R.E.M., todos querían llevárselos de gira por el mundo luego de escuchar “Insomniac” y “King Of The Kerb”, sus éxitos mas recordados.

Desafortunadamente los problemas de salud de su vocalista Sonya Madan forzaron un receso que duro hasta el 2000, cuando la popularidad y el movimiento britpop se habían esfumado. Se sepraron cuatro años después, pero en 2009 decidieron volver para algunas presentaciones.

7. Gene

Un vocalista bastante comparado con Morrissey y un estilo que bebía directamente de The Jam y Small Faces fueron suficientes para que su debut Olympian llegara al #8 en 1995, ayudados por cortes como “Haunted By You”, “Olympian” y “For The Dead”. Pero si a alguien se le puede atribuir ese reconocimiento es sin duda a la promoción tan intensa que hizo el NME sobre ellos, perfectamente comparable a la que prestan (con las criticas del caso) a los Arctic Monkeys en la actualidad.

Peroi eso no los hace sobrevalorados, de hecho cada uno de sus trabajos fue magnifico. La habilidad de Martin Rossitter para emocionar con su voz es impresionante, mas allá del parecida que pueda tener con Mozz o Paul Weller, sin mencionar que había buenos músicos detrás. Pero es un hecho que sin la ayuda del tabloide, ni su impacto ni su rápido olvido habrían sido lo mismo.

8. The Seahorses

Esta historia merecía contarse. La historia de la superbanda de britpop que debió arrasar con todo lo que tuvo a su paso, pero que por problemas internos solo quedó como una anécdota de lo que pudo ser y no fue. John Squire luego de abandonar The Stone Roses decide seguir en el negocio y arma The Seahorses con el bajista Stuart Fletcher, el baterista Andy Watts y el vocalista Chris Helme, que de inmediato comenzó a competir por el liderazgo del grupo con el guitarrista.

Bajo la producción de Tony Visconti lanzaron su único álbum, Do It Yourself en 1997. Llegó al #2 en las listas, principalmente gracias al éxito de “Love Is The Law” y la expectativa de saber que haría Squire después de renunciar a la banda que lo hizo legendario. En general, ese álbum era una mezcla muy refinada de hard rock, psicodelia y britpop que aun llegando en el punto bajo del britpop, se ganó su espacio. Sin embargo, las peleas entre Squire y Helme se hicieron mas fuertes cuando iniciaron la grabación del segundo álbum por la insatisfacción de Helme con la forma de tocar del guitarrista, separando caminos en 1999.

9. My Life Story

No creo que haya sido muy justo incluirlos en la ola britpop, puesto que su estilo no estaba muy emparentado en lo mas mínimo con alguna de las cosas de las que solía beber el genero. En parte su vocalista con esa habilidad de dotar de una emoción puramente británica a las canciones pudo haber contribuido al encasillamiento, pero el rollo de ellos era muy diferente al movimiento.

Lo de ellos era incorporar instrumentos de música clásica a un formato pop. Nada mas. Pero también es muy probable que lo atractiva de esa formula hiciese que su álbum de 1997, The Golden Mile recibiera bastante atención, principalmente por los sencillos “Strumpet” y “12 Reasons Why I Love Her”.

10. Ash

Cerramos esta lista con uno de los grupos claves de la movida britpop, por darle al movimiento la otra perspectiva que lo hizo tan atractivo: la influencia del punk. En contrapartida a la mayor influencia de la Invasion Britanica de Blur y Oasis, estos chicos de Irlanda Del Norte preferían el combate cuerpo a cuerpo. Optaban porque sus canciones fueran descargas de adrenalina con la dosis de melodía necesaria y unas letras muy bien pensadas. Formula que tuvo su máxima expresión en su álbum 1977, una de las piedras angulares del género y responsable de uno de los hits mas grandes y a la vez subestimados de los años noventa.

¿Cuales son sus 10 aristas olvidados del britpop?

email