Top 5: Mis favoritas del 2014 @PapoSandoval

Por: Juan Pablo Sandoval  

Si se supone que uno debe ser productivo 8 horas al día, más 3 que suelen perderse en el transporte público, y una canción tiene en promedio 3:50 minutos, significa que al año escuchamos un aproximado 51.000 canciones. ¿Cómo puedo escoger entonces uno solo 5?

Pareciera fácil pensar que pueden ser aquellas cuya cantidad de repeticiones llegan a las 3 cifras en nuestros servicios de streaming, iTunes o nuestros reproductores, pero la verdad es que es algo muy íntimo y personal, ya que de esos minutos acumulados al año con nuestros audífonos puestos o retumbando en los equipos de sonido de la casa o el carro, siempre hay unos que parecieran eternos, donde los colores se resaltan, las sensaciones se magnifican, los sentidos se entretejen y los sueños se desbordan a raíz del ritmo o las liricas. Esos minutos encapsulan sonidos hipnotizantes que pertenecen a las mejores canciones del año.

Kelly – The Pains of Being Pure At Heart (Days of Abandon)

No solo es la armonía de las guitarras o la melodía que evoca tiempos pasados donde todo pareciera ser más sencillo. No es ni siquiera la angelical voz que hipnotiza y eleva, sino es la letra que describe a una persona mágica que quiere invitarnos a vivir 100 vidas más junto a ella, junto a Kelly, ese amor perfecto que todos soñamos con encontrar así sea por solo 3 minutos de nuestras vidas. Una canción que los hará sonreír al lado de alguien especial.

Llévame – Oh’LaVille (Cielo)

La escena local encapsula propuestas que no pueden ser descritas bajo los parámetros y etiquetas que conocemos o estamos acostumbrados. Oh’LaVille acaba con todos los paradigmas musicales que conocemos y Llévame es su canción más enérgica y emotiva. Caminen bajo la lluvia al ritmo de esto y les aseguro que verán la vida con una óptica que creían que no existía.

Do You – Spoon (They Want My Soul)

Spoon volvio a hacer del Indie-Rock algo divertido y Do You es una fiesta donde todos son héroes del Air Guitar y se canta el unísono armonías que se pronuncian entre carcajadas y alegrías, burlándose de la cotidianidad y de todos esos problemas efímeros en los que tratamos de ahogar nuestro diario vivir. Rían, salten y canten ese Wohoo que viene con cada coro en una de las canciones más entretenidas de este año.

An Ocean In Between The Waves – The War On Drugs (Lost In The Dream)

Desde la percusión que abre este opus musical creado con magnificencia por Adam Granduciel, hasta el reverb en la guitarra y la distorsión en la voz, uno siente que esta canción es eterna y que de alguna forma u otra todos sentimos que es nuestra, la apropiamos, y queremos vivir y acompañar cada línea y sentirla para entender que significa ser una ola entre el mar, encontrar a alguien que represente eso y así lograr completar eso que creemos que nos hace falta. Una maravillosa y hermosa balada Folk Rock que los hará sentir infinitos.

Seasons (Waiting On You) – Future Islands (Singles)

No solo fue la presentación en The Letterman Show, o el hecho que resonó en cada uno de los mayores festivales de este año, sino es ese bajo, ese sintetizador, la voz y sobre todo el tema que acompaña a Seasons; el cambio, algo a lo que muchos tememos, que tenemos aversión, pero que debemos aceptar y golpearnos el pecho aceptando que debemos seguir, sea por alguien, esperando a alguien o por nosotros; cambiar, adaptarnos y sobre todo bailar por la vida como si nadie nunca nos estuviera viendo. Sin duda la mejor canción del 2014.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.