Top 5: Mis favoritas del 2014 @TheMockMan

Por: Daniel Ospina 

Siempre aparece de acuerdo al criterio de cada uno de los editores una pregunta muy importante: ¿Qué hace grande una canción? Unos dirán que un ritmo aplastante, otros la ejecución o virtuosismo en los instrumentos, algunos más que debe revolucionar un estilo, otros que deben ser himnos generacionales… En fin, hay muchas formar de abordar una lista con las mejores canciones del año que sea, lo que lleva a dos cosas: las listas son muy diferentes, y las polémicas están servidas.

En mi caso concreto, lo que bajo mi criterio hace grande una canción es la capacidad de trascender el hecho de ser lanzada en una época determinada. Que sea capaz de sobrepasar el límite espacio-temporal de su fecha de lanzamiento. Y lo que puede llevar a un tema a ese nivel es, precisamente, alguno de los factores que mencionaba antes. Ritmo, virtuosismo, letra, ejecución, ser un himno generacional, transgresión, etc.
Estas 5 canciones son mis favoritas del 2014 por ese motivo: trascienden el mismo 2014.

5. Chromeo – Jealous

Cuando la escuché por primera vez fue que comencé a armar mi lista mental de las mejores canciones del año. Conquista de inmediato con el riff de guitarra, un estribillo muy efectivo y unos teclados que le dan sentido muy propio a una idea que el año pasado hizo que Empire of the Sun o Capital Cities pegaran fuerte con “Alive” y “Safe And Sound”, respectivamente.

4. The Bilinda Butchers – Golden House

Esta agrupación norteamericana fue una de las revelaciones del año con su álbum debut, Heaven, que narra la historia de un amor imposible en el Japón del siglo XIX. Esta canción fue una de las más destacadas por ese ambiente tan temperamental, teclados que suenan como flautas de pan y un ambiente que combina la épica y el drama de forma incomparable.

3. The Mountains – The Valleys

No se habló mucho de este trio danés a lo largo del año, pero estoy seguro que en el 2015 los van a nombrar con mucha frecuencia. En mayo lanzaron un debut de esos que marcan época, perfectamente comparable a los mejores tiempos de OMD. Esta canción, que también fue incluida en el soundtrack de FIFA 15, fue amor a primera escucha.

2. Kasabian – Treat

A pesar de todas las dudas que pudo inspirar 48:13, Kasabian todavía supo ingeniárselas para armar el himno festivalero por excelencia del 2014. De la primera mitad más guitarrera pasan a esa parte sintética, portadora de una autentica rave que no admite oposición en cada concierto que llevan de la gira. Que lo digan quienes los vieron en el Corona Capital en octubre.

1. The War On Drugs – Under The Pressure

Pero se necesita más que ser un himno festivalero para llegar a ser la mejor canción del año. Los liderados por Adam Granduciel lo saben y nos regalan una canción que simboliza como muy pocas el sentimiento de una generación que vive a demasiada velocidad cada día, sin detenerse a ver la belleza que puede tener tomarlo todo con más calma. A eso súmale un piano conmovedor y ya la tienes. La mejor canción del 2014.

email