Culto desde el 86: la cosa más Indie que jamás haya existido

Por: Fernanda Cobos

Hacer música, hoy, ayer y siempre con el fin de que alguien la escuche, la apropie y la convierta en parte de su vida, de sus memorias y de sus momentos. Algo parecido a eso, fue lo que pensaron los señores de NME en colaboración con el sello independiente Rough Trade, cuando en 1986 editaron el compilado C86: un cassette con 22 canciones de bandas que buscaban un espacio en la escena musical británica.

El material estaba compuesto por música de bandas que hacían parte de sellos como Creation (responsable de impulsar bandas como My Bloody Valentine, Primal Scream y Oasis), Subway, Probe Plus y Dreamworld Records. El cassette fue el sucesor del C81, el cual reunió algunos de los géneros y representantes de la época como el jazz de James Blood Ulmer, el rock experimental de Pere Ubu, entre otros, pero que no alcanzó tanto éxito como el C86, este, fue tan demandado que en 1987, Rough Trade lanzó el compilado en formato vinilo.

En el cassette, se encuentran bandas como: Primal Scream, Close Lobsters ,The Soup Dragons, The Wedding Present, The Pastels, Stump, The Mighty Lemon Drops, y The Servants, que sirvieron de antesala para que con el tiempo el C86 se relacionara con un género musical que abarcaba el indie-pop, el shoegaze y en general los estilos en los que las guitarras son las reinas y protagonistas. Se puede decir que el compilado sacó a relucir una nueva generación de músicos, de grupos que en su mayoría solo habían publicado sencillos, a excepción de la banda Half Man Half Biscuit, que ya había publicado un LP , sin embargo la canción que aparece en el C86 no estaba en ese disco.

Las opiniones no se hicieron esperar y algunos críticos musicales manifestaron su empatía o descontento frente al material. Por ejemplo Martin Whitehead, director del sello Subway Records vio en el C86 un relación estrecha con el género: «Antes del C86, las mujeres solo eran vistas como un objeto bonito en una banda, creo que el C86 cambió eso. De un momento a otro las mujeres estaban organizando conciertos, escribiendo fanzines y organizando sellos».  Por su parte, Andrew Collins, quien trabajó en NME, resumió a C86 como «La cosa más indie que jamás haya existido» .

Uno de los mayores defensores del compilado fue Bob Stanley, periodista de la revista británica Melody Maker quien afirmó que el C86 representaba el comienzo de la música indie :» el inicio de la música indie… Es muy difícil recordar cuan underground era la música hecha con guitarras y las revistas de música a mediados de la década de los 80; el «hazlo tu mismo», se elevó con el C86 y la explosión de nuevos grupos». Esta afirmación fue como una predicción de una realidad alrededor de todo el mundo, en la que la proliferación de bandas que se levantan desde la independencia convive con los medios, las revistas y colectivos independientes.

Por otro lado, los detractores de la cinta como el periodista musical Everett True, lamentan su influencia en la escena musical de ese tiempo: «no representativo de su época (en contraposición al brillante C81) e incluso no representativo, es un tenue reflejo de las capas de la música se pensó que representaba» . Con una mirada objetiva y a pesar de ser fan de algunas bandas del compilado, Alastair Fitchett, editor de una publicación llamada Tangents, manifestó su postura de descontento: «El compilado de NME sentó las bases para los desolados parajes de lo que vinimos a conocer por ese término vil ‘de Indie’. ¿Qué más razón necesitas a odiarlo?». Pese a los comentarios en pro y contra, durante décadas el compilado ha sido un referente para bandas, músicos y publicaciones, tanto así que en 1996 NME ,publicó en formato CD, un álbum con nuevas bandas, para seguir con la tradición, pero no tuvo la acogida esperada por parte del público.

En octubre de este año, 27 años después del lanzamiento del compilado, la compañía independiente Cherry Red Records (uno de los sellos ingleses más sólidos) manifestó que lanzaría una reedición de dos discos con los temas del compilado original para acercarlo a las nuevas generaciones, bajo la supervisión de su curador original, el critico y periodista de NME, Neil Taylor.

c86-inlay

A pesar del tiempo y las criticas, el C86 fue un respiro para la música de la época, la oportunidad para nuevas bandas de abrirse camino y ser sobrevivientes en el tiempo como en el caso de Primal Scream y The Wedding Present. El C86, permitió ver una nueva realidad musical británica, representada en las propias contradicciones de esas 22 bandas que no trataban de parecerse unas a otras, sino más bien querían hacer notar su diversidad, que de una u otra manera plasmaba lo que sucedía en una escena aún desconocida.

El C86 es además uno de los recuerdos más agradables desde que inició la Escena Indie en Colombia, ya que fue una de las primeras publicaciones que hicimos en el grupo que aún conservamos y día a día nos ha permitido conocer sonidos que han trascendido, otros han sido pasajeros, pero todos muestran realidades y formas de hacer música muy diversa.

La importancia de la cinta radica en lo que logró al irrumpir en la escena británica: mostrar otra forma de hacer, y acercar la música al público. Es un legado que evidenció un estilo de crear desde la independencia. Por eso hoy les contamos un poco del mítico C86, esperamos lo escuchen y se pierdan en esos sonidos que son una muestra de la historia musical que se referencia a los inicios de todo lo que tanto nos gusta hoy.

Escuchen completo C86 a continuación

email